viernes, 29 de abril de 2011

MARIPOSAS DE CHOCOLATE


Cuando vi esta receta en el libro REPOSTERÍA Y PANADERIA paso a paso de Ed. Parragón, me enamore de estas lindas magdalenas. He añadido chocolate blanco porque me quedaba media tableta, la receta original no lo lleva y la crema de mantequilla en el libro es de limón, yo la he hecho de naranja, por variar un poquito.

Así que aquí  las comparto con todos vosotros, son fáciles de hacer y quedan preciosas.


Aprovecho para agradecer a la empresa Azucarera Ebro, el detalle que han tenido al mandarme una maleta con una estupenda variedad de sus productos, que para realizar cualquier plato dulce no pueden faltar, ¿Qué creación repostera no lleva azúcar?


Vamos con la receta:

INGREDIENTES:

125 g de margarina

125 g de azúcar glas

150 g de harina de leudante

2 huevos

2 cucharadas de cacao en polvo

25 g de chocolate negro fundido

½ tableta de chocolate blanco en trocitos pequeños


Crema de mantequilla a la naranja:

100 g de mantequilla reblandecida

225 g de azúcar glas, y un poco más para espolvorear

La ralladura de media naranja

1 cucharada de zumo de naranja


PREPARACIÓN

Precalentamos el horno a 180-200º y ponemos los moldes de papel en una bandeja para magdalenas. Yo utilice moldes bastantes grandes y me salieron seis pero la receta dice que es para 12 unidades.

En un cuenco, ponemos la margarina, el azúcar, la harina, los huevos y el cacao y batimos hasta obtener una mezcla homogénea. Añadimos el chocolate fundido y volvemos a batir, lo justo para que se integre en la masa.

Vertemos la mezcla a cucharadas en los moldes de papel hasta llenar las tres cuartas partes de su capacidad, la masa queda bastante compacta.

Cocemos en el horno durante unos 15 minutos o hasta que hayan subido bien.

Las ponemos en una rejilla metálica para que se enfríen.

Mientras elaboramos la crema, en un cuenco ponemos la mantequilla y la batimos hasta que este esponjosa, añadimos el azúcar poco a poco y seguimos mezclando, incorporamos finalmente la ralladura y el zumo de naranja y batimos bien hasta que se quede una crema perfecta.

Volvemos con las magdalenas que ya estarán frías, cortamos la parte superior de cada una con un cuchillo de sierra y dividimos en dos mitades. Ponemos un poco de crema sobre cada magdalena y colocamos las dos mitades encima en forma de alas.


Espolvoreamos con azúcar glas y ya tenemos nuestras preciosas mariposas de chocolate, encantaran a niños y mayores.


BUEN FIN DE SEMANA

miércoles, 27 de abril de 2011

SOBRECITOS DE ACELGAS Y FOURME D’AMBERT


Erase una vez unas acelgas … : 1ª parte

Con la receta de hoy doy el pistoletazo de salida a lo que será el principio de una serie de recetas dedicas a una verdura: la ACELGA.


, me imagino que estaréis pensando que no podía haber elegido una verdurita más sosita que la ACELGA pero todo tiene una explicación y es la siguiente:

Como os conté en entradas anteriores tenemos un pequeño huerto, no es que seamos expertos en esto de la agricultura, mi hermana, mi cuñado, mi marido y yo somos más urbanos que de campo pero estamos haciendo nuestros pinitos con esto de la agricultura ecológica y la verdad es que es muy pero que muy satisfactorio.

 El problema es nuestra inexperiencia en la materia, lo que hace que por ejemplo cuando plantamos habas empecemos poniendo un par de semillas y cuando llevamos un ratito las ponemos de seis en seis porque aquello no se acaba nunca, consecuencia : después no tenemos habas, tenemos una jungla de enormes plantas que nos dan fruto cuando a los demás se les están acabando, lo que por otra parte acaba convirtiéndose en una ventaja.

Que plantamos lechugas, pues se convierten en lechugas Gran Reserva porque tardan en hacerse tres o cuatro meses, pues también acaba siendo una ventaja porque se han criado tan lentamente que están deliciosas.

Y llegamos a las ACELGAS, lo de las acelgas ya es un poco de chiste porque un sobre de semillas de esta planta lleva una cantidad grandísima de  pequeñas partículas minúsculas.


Y como son tan pequeñitas, tiras unas poquitas  que no se aprecian y vuelves a tirar otras pocas porque parece que no han caído apenas, y seguidamente tu cuñado vuelve a tirar el resto del sobre por si acaso no salen. 

A los dos días viendo que aquello sigue igual y nada a nacido de allí, repartes otras pocas semillitas más y porque les dices que no hace falta comprar otro sobre, que probablemente salgan, porque quieren irse corriendo al vivero a por más.


Resultado a la semana empiezan a salir unas cositas verdes con un tallito que tiene una rayita roja, ¿será hierba? ¡Si es que teníamos que haber echado otro sobre!

- Esperemos a la semana que viene, igual son las acelgas.

 RESUMIENDO, eran acelgas, muchas acelgas.


Por lo tanto hay que preparar recetas con ACELGAS y empezamos con estos pequeños hojaldres que están muy ricos.

NECESITAMOS:

1 lamina de hojaldre

250 g de hojas de acelgas cocidas

2 dientes grandes de ajo

3 lonchas de bacón

Aceite de oliva virgen

Pimentón

Sal

1 huevo

Sésamo


PREPARACIÓN:

Lavamos las hojas de acelga, las pencas las reservamos para preparar otra receta. 

Las cortamos en tiras y ponemos a cocer en agua durante unos 10 minutos.

En una sartén ponemos un par de cucharadas de buen aceite de oliva, cortamos los ajos en láminas finitas y el bacón en tiritas finas, cuando el aceite este caliente añadimos los ajos y el bacón y antes de que se dore incorporamos las acelgas bien escurridas.

Sofreímos durante unos 5 minutos para que los sabores se entremezclen y añadimos una cucharadita de café de pimentón, removemos y apagamos el fuego.


Hacemos cuadraditos con el hojaldre, yo los hice de unos 6 cm pero esto a gusto de cada cual, ponemos en el centro una cucharadita de las acelgas que previamente habremos escurrido bien de aceite, para que el hojaldre no quede aceitoso.


Ponemos en el centro un trocito de queso Cantorel Fourme d’Ambert, y si me preguntáis porque elegido este precisamente os diré que es un queso que a mí me gusta mucho.

Es un queso azul suave, tiene un color marfil con vetas de color azul verdoso, se elabora con leche de vaca y tiene  un sabor afrutado, matices delicados de hongos y un aroma de nueces tostadas, se nota que me gusta. 


Todo esto va a compensar la suavidad de las acelgas.


Cerramos el paquetito como si hiciéramos un sobre.


Pintamos con huevo batido y decoramos con semillas de sésamo, que le aportaran un aspecto más apetecible y también sabor.

Horneamos unos 15-20 minutos a 180 – 200º según horno.


Cuando estén doraditos sacamos del horno y dejamos enfriar, personalmente tibios están delicioso, aunque fríos también quedan de maravilla.

Una forma de comer acelgas. Iré alternando  recetas  con acelgas.



lunes, 25 de abril de 2011

BIZCOCHO DE NARANJA ROSA DI SICILIA Y CHOCOLATE



Este bizcocho lo preparo con todo mi cariño y gratitud para la familia Sciacca:

GRAZIE


PINA J SALVATORE J AMBRA J LUANA  J GLORIANA


Quiero agradeceros de todo corazón lo maravillosamente familiares y buenos que fuisteis con Silvia durante su estancia en vuestro hogar, se sintió como en su casa  y de hecho os considera como su familia de Sicilia. Pina cuidaste a mi niña como a una más de tus hijas y quiero que sepas que El Pucherete de Mari aceptaría gustosamente unas clases de cocina de tu parte, porque no he oído más que maravillas de tus deliciosos platos de pasta, tus ricas pizzas y esa fantástica lasaña que me tendrás que enviar la receta o me veré obligada a visitar Sicilia.

 I miei ringraziamenti a tutta la famiglia Sciacca e milioni di baci per tutti


Pero antes de empezar con la receta quería contaros como han llegado hasta España estas deliciosas naranjas rojas y para ello he de hacer referencia al enriquecedor proyecto - intercambio entre el IES Pere Boïl de Manises y el Liceo Ettore Majorana de Scordia, en Sicilia que juntos se embarcaron en el programa Comenius bilateral dedicado a la naranja, en el que bajo el título “ORGANGICULTURE”, se estudiarían los cítricos del Mediterráneo.

La naranja como nexo de unión, y es que la Llanura de Catania y la Comunidad Valenciana se caracterizan por la producción de naranjas: naranja roja y naranja rubia.

La región de Scordia goza de un microclima que produce unas naranjas sanguinas de exquisita calidad y de ello puedo dar fe, sin desmerecer a las valencianas, estas naranjas tienen unos gajos carnosos, con un sabor dulce y un poquito acido a la vez que le confieren una sabrosa cata.


Como se les explico a los alumnos en la empresa Oranfrizer en Scordia, el secreto de la pigmentación se halla en  el microclima siciliano, el suelo, el sol, el mar y el monte Etna  que crean las características para que la naranja roja IGP pueda crecer sólo en Sicilia.

Aquí podéis ver un corte de las naranjas, ¿no me negareis que el color no es espectacular?


Y una vez presentada a nuestra estrella, vayamos con la receta

INGREDIENTES

250 g de harina de repostería

3 huevos

1 naranja roja de Sicilia (o una de España)

1 yogurt natural

250g de azúcar

100 g mantequilla a temperatura ambiente

1 sobre de levadura Royal

Una pizca de sal

1 tableta de chocolate (200 g o si queréis menos)


ELABORACIÓN:

En primer lugar ponemos el horno a precalentar a 200 º

En un vaso grande pondremos la naranja troceada con parte de su piel, los 3 huevos y el azúcar y trituramos con la batidora hasta conseguir una crema homogénea.

Añadimos ahora el yogurt y la mantequilla pomada y batimos unos minutos más hasta que se integre bien.

Incorporamos la harina con la levadura y la pizca de sal, batimos de nuevo hasta conseguir una masa homogénea.

Engrasamos un molde circular y añadimos un poco de harina, sacudimos el exceso para que no se nos peque el bizcocho.

Echamos la masa en el molde pero previamente cubriremos todo el contorno con rodajas de naranja.

Troceamos la tableta de chocolate, yo he utilizado chocolate sin leche, podeis poner una tableta o menos a vuestro gusto.

La receta de este bizcocho  es  la típica del yogurt, muy fácil de hacer, yo he sustituido el aceite por mantequilla  a temperatura ambiente y le he puesto alrededor de todo el molde rodajas finas de naranja roja, después agrego la masa y finalmente los trozos de chocolate, la masa me quedo un poco más liquida porque la naranja era bastante grande y por esta razón el chocolate se ha hundido y ha quedado todo en la base del bizcocho pero me ha gustado la consistencia densa y compacta, a la vez que húmeda que ha adquirido el bizcocho.

El horno lo tendremos ya caliente a unos 200º, en unos 30 minutos suele estar cocido pero como a mi me quedo la masa más liquida lo tuve casi el doble de tiempo, pero esto es cuestión de que vigiléis el bizcocho porque cada horno es un mundo. Pinchar con un palillo en el centro para ver si esta cocido.



He preparado también naranjas confitadas aprovechando este pequeño tesoro que trajo Silvia, ya que aunque sé que ya han entrado en el mercado español, de momento yo no he visto esta variedad de naranja por mi tierra, así que tendremos una pequeña reserva confitada para preparar algún otro dulce, la receta de la naranja confitada es de Goyi, Los pecados de Adán, un blog excelente podéis verla aquí, de todas formas os pongo el modo de prepararlas porque aunque es un poco entretenido, merece la pena.

NARANJAS CONFITADAS

Necesitaremos:

2 o 3 naranjas

500 ml de agua mineral

300 g de azúcar

1 palito de canela


PREPARACIÓN:

Cortamos las rodajas de naranja muy finitas, unos 3 ml, las ponemos a cocer durante 15 mí.

Por otro lado preparamos el almíbar poniendo en un cazo el agua, azúcar y canela, cuando se disuelva el azúcar echaremos las rodajas de naranja previamente cocida, con cuidado de no romperlas y tendremos a fuego lento durante al menos 1 hora.

Pasado este tiempo las sacamos y las ponemos en una placa de horno con papel parafinado y horneados una hora a 150º.

Si queremos hacerlas escarchadas las pasamos por azúcar.

Yo he decorado por encima el bizcocho con las rodajas de naranja confitadas y antes lo he pinchado y regado con el almíbar de cocerlas,

El resultado un bizcocho húmedo, denso y con un sabor maravilloso, con el toque del chocolate en el fondo y la coronación de la naranja roja exquisita.

Buena semana amig@s








miércoles, 20 de abril de 2011

ENSALADA DE TEMPORADA CON ATÚN

Casi un mes hace desde mi última entrada, pero ya estoy aquí y os he echado mucho de menos, sobre todo a una persona, ella ya lo sabe, esta ensalada le gustaría mucho, espero que pronto podamos volver a reírnos juntas. TE QUIERO Y TE EXTRAÑO.

Me imagino que muchos estaréis de vacaciones de Semana Santa, aprovecharlas y disfrutar de estos días de descanso y si tenéis tiempo y pasáis por esta cocina daros por invitados a esta rica ensalada.

Una ensalada saludable, con verduras de cosecha propia, casi todas, de temporada como nos ha propuesto conservas CAMPOS para este mes, “preparar una receta con alguna de sus conservas y productos de temporada”, así que los ingredientes no pueden ser más ecológicos, habas y cebolletas cultivadas con mimo y dedicación en el huerto familiar, con mucho tiempo y sin prisas, la prueba es que a estas alturas ya no se encuentran apenas habas en las fruterías y las nuestras están en plena producción. Los tomates variedad Raf, buen tomate de la frutería de al lado de casa y el atún sencillamente excelente, Atún claro en aceite de oliva VIRGEN EXTRA (Primera prensa), un verdadero producto gourmet de CAMPOS.

Y este ha sido el resultado, sencillo pero exquisito.


Dos recetas en una:

Una ensalada primaveral y

Unas habitas baby al punto

INGREDIENTES para dos ensaladas:

2 tomates Raf grandecitos rojos

1 cebolleta tierna hermosa

250 g de habas baby peladas

1 loncha gruesa de jamón serrano

2 dientes de ajos grandes

Aceite de oliva virgen (cantidad suficiente)

Sal Maldon o sal gruesa

1 cucharada de postre de pimentón de la Vera

Atún en aceite de oliva virgen extrra CAMPOS


PREPARACIÓN:

Preparamos las habas, que tendremos ya peladas. Ponemos al fuego una sartén con unas tres cucharadas soperas de aceite de oliva virgen, fileteamos el un diente de ajo y lo hacemos a fuego bajo hasta que empiece a coger color, en ese momento añadiremos las habas previamente lavadas, bajamos el fuego al mínimo y añadimos un poco de agua, que no llegue a cubrirlas del todo, las tendremos a fuego bajo durante apenas 10 minutos, moviendo la sartén con frecuencia pero sin remover con ningún tipo de cuchara ni otro utensilio, este es uno de los secretos para que queden tan tiernas.


En otra sartén pondremos aceite de oliva virgen, un par de cucharadas soperas, cuando el aceite este caliente añadiremos el otro diente de ajo fileteado, el jamón a taquitos muy pequeños y doraremos, retiramos del fuego y añadimos la punta de una cucharilla de café de pimientón de la Vera.

Incorporamos este sofrito a las habas, movemos la sartén para mezclar bien y apagamos el fuego. Ya tenemos las habitas, las podríamos tomar tal cual porque están deliciosas sin más, también con un huevo poche, en bocadillo con unas longanizas u otro embutido y podría seguir pero creo que ya os hacéis una idea de cómo están ¿no?


Para preparar la ensalada:

Cortaremos el tomate por la mitad, a lo largo y después haremos rodajas finas, salamos y reservamos.

La cebolleta la haremos en juliana fina y también salamos.

Montamos la ensalada de la siguiente forma:

Primera capa de rodajas de tomate, siguiente de cebolleta en juliana, otra de rodajas de tomate y de nuevo cebolleta en juliana.

Regaremos generosamente con aceite de oliva virgen y pondremos una última capa de habitas, remataremos con unas lascas de Atún en aceite de oliva virgen extra Campos y os puedo asegurar que disfrutareis de un plato delicioso y fácil de hacer.

Disfrutar de las vacaciones, la próxima receta será con ingredientes de Sicilia y con mucho cariño dedicada a la familia Sciacca.

Feliz Pascua.