viernes, 30 de marzo de 2012

BIZCOCHITOS ESPONJOSOS DE ACTIMEL

Siempre he dicho que si alguien tiene la culpa de que a mí me guste la cocina, esa persona es sin la menor duda mi madre. 

Que una parte importante de los mejores recuerdos de mi infancia se sitúan en una cocina, tienen forma de dulces, de guisos y de olores.

Que como decía mi madre las penas con pan son menos y que muchos de mis disgustos infantiles se curaban con una buena merienda, que con amor, esmero y cariño ella me preparaba.

Aunque os parezca mentira, los niños, esos pequeños diablillos que no paran ni un instante, son conscientes de nuestras preocupaciones, de nuestro cansancio, de nuestro estado de ánimo, al igual que nosotros estamos atentos y pendientes de ellos, ellos de igual manera, entienden y se dan cuenta de todo lo que acontece a su alrededor, de la situación actual de crisis en la que vivimos y que esta nos afecta e indirectamente repercute en ellos.

Unos padres cansados, estresados, preocupados, no llegan a casa con demasiadas ganas de jugar y reír, ni con demasiado buen humor. 

Actimel ha preguntado a los niños y ellos han propuesto:


JUGAR

SONREIR MÁS

DARSE BESOS Y ABRAZOS 







Y para cargar las pilas, un buen desayuno con Actimel para ayudar a nuestras defensas y tener energía para todo el día. 


Divertirse en la cocina, preparar un buen desayuno con Actimel y de paso compartir con nuestros hijos momentos que cuando sean mayores recordaran y guardaran como un tesoro. 

Y ¿por qué no preparar unos ricos bizcochitos con Actimel? Unos bizcochitos divertidos, para tomar en el desayuno o en la merienda, jugosos y con una sorpresa en su interior, chocolate. Ricos y sanos. 

Cojamos los delantales y repartamos tareas, lo pasaremos genial y tendremos un dulce sano, hecho por nosotros mismos, mano a mano y con un aporte extra de defensas gracias a Actimel.


BIZCOCHITOS ESPONJOSOS DE ACTIMEL

INGREDIENTES:

 9 claras de huevo

1 pizca de sal 

230 g de harina

1 sobre de levadura de repostería (16 g) 

180 g de azúcar

120 g de aceite de oliva suave 

150 g de Actimel Natural


PREPARACIÓN: 

Montar las claras a punto de nieve firme con una pizca de sal. 

Ir añadiendo y mezclando el aceite muy lentamente, a continuación incorporar el Actimel poco a poco. Lo siguiente que agregamos será el azúcar y después en pequeñas cantidades la harina con la levadura tamizada, esto último lo haremos con movimientos envolventes de abajo hacia arriba, despacio para no hacer grumos. 

Ahora solo queda elegir unos moldes chulos, aquí es importante tener en cuenta la opinión de los peques porque seguro que eligen los más divertidos, engrasamos y vertemos la masa en ellos. 

Calentamos el horno a 180º y horneamos durante unos 30 minutos, esto dependerá del tamaño de los moldes, cuando los veamos dorados retiramos y dejamos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar.


Consejo: No les dejéis a los peques que llenen del todo los moldes, porque crecen bastante, nosotros los llenamos hasta arriba e hicieron copete, pero no importa, aunque salieron un poco ladeados están súper ricos y han sido todo un éxito.

Divertiros en la cocina, llenémonos de energía al desayunar con Actimel y SONREIR, SONREIR MUCHO.

miércoles, 28 de marzo de 2012

MAGDALENAS DE CALABAZA Y MINI CATÁNIES

He querido aprovechar un trozo de calabaza asada y que mejor forma que meterla en unas magdalenas.Si además le ponemos chocolate, en este caso mini catànies  , el resultado no puede ser mejor. Jugosas, con mucho sabor y muy sanas.

Os animo a probarlas, la calabaza empareja a la perfección con el chocolate, así que si no tenéis mini catànies, podéis usar trocitos de chocolate o gotas, el resultado será igual de bueno.



INGREDIENTES:

300 g de harina

150 g de azúcar

1 sobre de levadura

2 huevos L

100 g de mantequilla derretida

120 ml de leche semidesnatada Ecológica Puleva

150 g de calabaza asada hecha puré

1 cucharadita de canela

Ralladura de un limón

1 bote de mini catànies Cudié * (o  gotas de chocolate o trocitos de chocolate)

1 pizca de sal

*catànies Cudié son trocitos de almendra caramelizados y cubiertos de chocolate


PREPARACIÓN:

En un recipiente hondo batimos los huevos con el azúcar, añadimos la mantequilla derretida y la leche y mezclamos bien.

He utilizado leche ecológica semidesnatada de la marca Puleva, hace unos días me enviaron varios envases para probarla y realmente es una leche con un sabor estupendo que proviene de granjas ecológicas, donde las vacas reciben una alimentación sana y natural.


Echamos la calabaza asada que habremos aplastado y removemos bien.

Incorporamos la canela y la ralladura del limón, vamos vertiendo la harina junto a la levadura y la pizca de sal hasta acabar con toda y conseguir una mezcla homogénea. Ahora le ponemos las mini catánies o trocitos de chocolate.

Vertemos en las capsulas de papel que pondremos dentro de un molde para muffins para que no se nos desparramen, pondremos un poco de azúcar sobre cada magdalena.


Calentamos el horno a unos 180º grados y metemos el molde, lo tendremos unos 20-25 minutos, hasta que cojan un bonito color dorado.

Quiero darle las gracias a Belen y Dulce por darme el premio a tu estilo, me hace mucha ilusión y os lo agradezco, yo lo comparto con todos los que pasáis por esta cocina.


Y recordaros que estoy de sorteo podéis apuntaros AQUI


lunes, 26 de marzo de 2012

PAN DE QUESO, PANCETA Y JAMÓN


Este pan es una versión personal de una receta del libro “PAN, de la chapata al pan de centeno” de Linda Collister,  un libro muy recomendable  que hace un recorrido por los panes del mundo, este concretamente es de Australia y Nueva Zelanda, la receta original lleva el título de Espirales de queso y chile por la forma del pan.

Yo he quitado el chile y he añadido un par de ingredientes muy españoles: panceta ibérica y jamón, un pan delicioso si lo tomamos tibio, con una miga tremenda y llena de sabor, tierna e increíble y que al día siguiente esta de muerte si lo tostamos ligeramente porque de esta forma se potencia el sabor del queso,  del jamón y la panceta.


INGREDIENTES

500 g de harina de fuerza

1 cucharadita y media de sal marina

Unas vueltas de molinillo de pimienta negra

300 ml de agua tibia

15 g de levadura fresca o 7 g de levadura seca de panadería

1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen

Relleno

150 g de queso de cabra en rulo

50 g de panceta ibérica seca en trocitos pequeños

50 g de jamón serrano en trocito pequeños

200 g de queso curado con mucho sabor, la marca que más os guste

Para acabar

100 g de queso curado

Un molde redondo para pasteles de 24 cm de diámetro, engrasado


PREPARACIÓN:

Mezclar en un cuenco grande la harina, la sal y la pimienta negra, y hacer un hueco en el centro.

Verter la mitad de agua tibia en un recipiente pequeño y desmenuzar encima la levadura. Mezclar bien hasta que se haya desleído y verter luego en el hueco. Agregar el resto del agua y el aceite de oliva. Incorporar gradualmente la harina al líquido trabajando hasta obtener una masa bastante firme. Si se siente pegajosa, añade un poco más de harina, 1 cucharada a la vez; si  hay migas en el fondo del cuenco, añade un poco más de agua, 1 cucharada a la vez.

Vuelca la masa sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada y amasa a fondo 10 minutos hasta que esté muy homogénea y elástica. Devuelve la masa al cuenco, cúbrela con una película de plástico y déjala levar en un lugar caliente 1 hora hasta que haya doblado su tamaño.


Vuelca la masa levada sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada y aplástala para deshincharla. 

Cubre la masa con un trozo de película de plástico o paño seco y déjala reposar 5 minutos.

Extiende la masa con el rodillo formando un rectángulo de unos 40 X 26 cm. Esparce por encima el queso de cabra desmenuzado, los trocitos de bacón y jamón, finalmente el queso rallado.

Empezando por un extremo alargado, ve enrollando la masa como si se tratara de un brazo de gitano. Corta el rollo en 9 trozos regulares y colócalos, con el lado cortado hacia abajo y apenas tocándose en el molde. Introduce éste dentro de una bolsa de plástico, ínflala ligeramente y ciérrala. Deja levar 30 minutos hasta que casi haya doblado su tamaño.

Mientras, precalienta el horno a 200º.

Destapa el molde, sácalo de la bolsa y espolvorea el pan con el resto de queso y hornea en el horno precalentado unos 35 minutos o hasta que de color marrón dorado. Dejar que se enfrié en la rejilla.


Degústalo caliente o a temperatura ambiente, después esta rico tostadito, podemos congelarlo hasta 1 mes y calentarlo antes de servir.

FELIZ SEMANA

martes, 20 de marzo de 2012

POTAJE DE ALUBIAS VERDINAS EN CALDO DE POLLO

¿Pero qué le pasa a este tiempo?

Ayer publicaba una ensalada para darle la bienvenida a la primavera que supuestamente comenzaba hoy a las 6:14 horas de la mañana pero por el contrario hoy en Valencia hemos tenido unos de los días más desapacibles de todo el invierno, lluvia intensa y esta tarde un fuerte viento que retaba a los osados que iban por la calle a aguantar los paraguas en sus manos o salir volando.

Yo he llegado del trabajo completamente empapada y helada, que digo, congelada y mi cuerpo pedía un plato calentito de cuchara, reconfortante y reponedor, que me hiciera entrar en calor.


Así que hemos tenido que recurrir a lo que yo llamo fondo de despensa, productos que te sacan de un apuro y te ayudan a conseguir un plato casero y rico en un momento.

Con un bote de alubias verdinas, una pastilla de caldo de pollo AVECREM y poco más ha salido este potaje rico, rico.

INGREDIENTES

1 frasco de Alubia Verdina al Natural Extra ROSARA

1 pastilla de caldo de pollo AVECREM

1 tomate maduro

1 cebolla pequeña

2 dientes de ajo

Media chistorra

Aceite de oliva virgen Hojiblanca

PREPARACIÓN

Este plato lo preparamos en unos escasos 15 minutos.


Rallamos la cebolla y el tomate, ponemos a calentar una olla antiadherente con aceite, un par de cucharadas soperas serán suficientes, cuando el aceite este caliente incorporamos la cebolla y tomate rallados, sofreímos unos 5 minutos y añadimos los dientes de ajo, la chistorra cortada en trocitos y la pastilla de caldo de pollo AVECREM, dejaremos otros 5 minutos.

Finalmente añadimos agua, un par de vasos y dejamos cocer a fuego medio fuerte otros 5 minutos, apagamos el fuego, sacamos las alubias verdinas del envase y echamos sin su caldo dando golpes en el frasco para que no se rompan, no meter cuchara ni otro utensilio de cocina porque están ya cocidas y no queremos que se deshagan.

Meneamos la olla suavemente para que se mezclen bien alubias y el sofrito con su caldo, no remover con cucharas, dejar reposar un par de minutos. Si viésemos que nos queda un potaje espeso, añadimos un poco más de agua y probamos de sabor por si necesita un poco de sal pero no creo que sea necesario porque con la pastilla de caldo AVECREM conseguiremos darle un sabor muy casero.


¡Que bien me ha sentado! He vuelto a la vida y no me diréis que cuesta mucho comerse un buen potaje de alubias.

Recomendable 100%

Os recuerdo que estoy de sorteo podéis apuntaron pinchando AQUI

lunes, 19 de marzo de 2012

ENSALADA DE VENTRESCA

Hoy Valencia celebra su día grande, San José. A las Fallas le quedan apenas unas horas y comenzara de nuevo el ciclo de la vida, el fuego acabará con unos monumentos para dar paso a los siguientes.

Desde el día 15, bueno antes, las calles se inundan del ruido de los petardos, el olor a pólvora, a buñuelos y la música de la numerosas Bandas de Música que en esta tierra existen, y para muestra mi casa, mis hijas han estudiado música desde pequeñas.

Y el tiempo este año se ha portado muy bien, días soleados y con una temperatura muy agradable, la primavera comienza mañana y con ella el gusto y por mi parte la necesidad de platos más livianos.


Para compensar los excesos de tanto buñuelo y chocolate, hoy he preparado esta ensalada, fresca y con unos ingredientes sanos además de ricos.

Con esta ensalada elaboro la receta del mes de marzo para Conservas Campos, he querido utilizar en esta ocasión Ventresca de Bonito del Norte en aceite de oliva, realmente deliciosa.


INGREDIENTES para 2 personas:

300 g de verduras para ensaladilla congeladas

2 huevos cocidos

3 cucharadas soperas de mayonesa

200 g Judías verdes pequeñas redondas o planas

1 lata de ventresca de bonito en aceite de oliva CAMPOS

Aceite de oliva virgen Hojiblanca

Sal en escamas Carmencita

Vinagre de Módena


PREPARACIÓN

Cocemos 10 minutos en agua con sal las verduras de ensaladilla.

Ponemos a escurrir y reservamos.

Cocemos 2 huevos.

Cortamos las puntas a las judías verdes, que sean pequeñitas así estarán más tiernas, si utilizamos judías  planas las cortaremos a tiras finas, cocemos hasta que estén tiernas e inmediatamente las sacamos y ponemos en un cuenco con agua fría y hielo, para cortar la cocción y que no pierdan su bonito color verde.Escurrimos y aliñamos con sal, aceite y vinagre.


Ahora solo queda hacer la ensaladilla, mezclamos las verduras con los huevos duros troceados y la mayonesa, probamos de sal.

Cogemos un aro de emplatar y rellenamos, apretamos para que no queden huecos y se mantenga la forma, dejamos un dedo sin rellenar del aro y colocamos sobre la ensaladilla las judías verdes aliñadas.

Separamos la ventresca en lascas y colocamos sobre las judías verdes, podemos echar un hilo de aceite de oliva y decorar con una ramita de perejil.

Lista para comer, sencillamente deliciosa.

FELIZ SEMANA y recordaros que estoy de sorteo podéis apuntaros AQUI

domingo, 18 de marzo de 2012

GALLETAS DE MANTEQUILLA Y ALMENDRA ESTILO CAMPURRIANAS

No sé si os acordareis de las famosas galletas Campurrianas, gorditas, y que cuando las mojabas en la leche se volvían blanditas y te llevabas casi medio vaso de leche con  un par.


La receta original  serian  Galletas de mantequilla del libro del que ya os he hablado muchas veces: Los dulces del convento, todo lo que hacen estas monjitas son autentica delicias y siempre salen bien.


Yo he modificado un poquito, solo un poquito la receta, quitando 100 g de harina que he sustituido por almendra molida, las he hecho más gorditas que en la receta original intentando emular a las famosas campurrianas porque me traen muy buenos recuerdos y porque me encantan las galletas que al mojarlas en leche absorben esta y se ponen blanditas, me traen recuerdos de mi infancia.

La masa resulta un poco blanda para trabajarla con las manos por lo que lo recomendable es ponerla en una manga pastelera y darle la forma que más nos guste, yo en este caso redonda.


Os animo a hacerlas si os gustan las galletas para mojar, son perfectas para acompañar con un vaso de leche o un café y se mantienen perfectamente dentro de una lata durante una semana o mas pero esto resultara difícil porque están muy ricas.

INGREDIENTES

250 g de mantequilla o margarina de buena calidad

250 g de azúcar

2 huevos L

400 g de harina (la receta original lleva 500 g de harina y no incorpora los 100 g almendra)

100 g de almendra molida

½ sobre de levadura


PREPARACIÓN

Se bate todo menos la harina la levadura y la almendra molida, que se mezclan aparte. El batido debe quedar una crema fina y de un solo color. A continuación, poco a poco añadimos la mezcla de la harina y la levadura, y finalmente la almendra molida, hasta conseguir una masa suave y tierna.

Para darle forma a las galletas, lo mejor es utilizar una manga pastelera, el tamaño recomendable de las piezas es el de una galleta maría redonda o alargada. Podéis ponerle una boquilla estriada para darle forma.

Puestas sobre la bandeja del horno, se hornean durante 10 o 15 minutos, a unos 240 º, siempre vigilando la cocción. Han de quedar ligeramente doraditas.

Y recordaros que estoy de sorteo por si queréis apuntaros AQUI

martes, 13 de marzo de 2012

PASTEL CASERO DE YOGUR Y TURRÓN

De nuevo una receta del libro Los dulces del convento, esta vez versionada para reciclar una pastilla de turrón blando superviviente de estas Navidades.


Todo un señor bizcocho con agradables trocitos de almendra, si lo intento hacer a propósito, probablemente no consigo este efecto tan rico y sabroso.

INGREDIENTES

3 huevos

1 yogur natural

La ralladura de un limón y su zumo

1 vaso de aceite de oliva suave

1 ½ vasos de azúcar

3 vasos de harina

1 sobre de levadura de repostería 

250 g de turrón blando (una pastilla menos el cachin que me comí yo, jejeje)

En esta receta, la medida de los vasos es la del vaso de yogur.

PREPARACION:

Se baten muy bien los huevos con el azúcar en la batidora. Sobre ese batido, se incorporan los demás ingredientes, el yogur, la ralladura de limón y su zumo, el aceite y la harina con la levadura, seguiremos batiendo hasta formar pequeñas burbujas.

Picamos con un cuchillo el turrón, que nos quede muy menudo y lo incorporamos a la mezcla anterior con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba.


Engrasamos un molde y espolvoreamos con un poco de harina. Se vierte en él la mezcla, precalentamos el horno a 170º y se introduce el molde, que debe cocerse durante unos 45 minutos. Cuando la masa haya subido, se pincha con una aguja metálica para comprobar que está hecho, es decir, que la aguja sale limpia.


Si queréis hacer un bizcocho casero sin turrón, como el de la receta original, únicamente suprimís este y en lugar de 1 vaso y medio de azúcar añadís 2 y el yogur se lo ponéis de limón, conseguiréis un delicioso bizcocho con un saborcito a limón muy agradable.

FUENTE: Los dulces del convento
RECETAS DEL MONASTERIO DE SANTA MARIA DEL SOCORRO DE SEVILLA
Y recordaros que estoy de sorteo, aquí el logo y aquí pinchar para apuntaros.


Besos y feliz semana

sábado, 10 de marzo de 2012

ENSALADA DE LENTEJAS Y TALLARINES DE CALABACIN


Hoy os propongo jugar con las legumbres, tomarlas de un modo diferente, presentarlas de forma atractiva y elegante, sin renunciar a un plato repleto de sabor y muy refrescante.

Empiezan a apetecer las ensaladas,  las comidas frescas y más ligeras.


Estamos a pocos días de comenzar la primavera y pasear por el campo es un verdadero placer,  de paso buscar espárragos silvestres que tienen mucho sabor y que yo voy a utilizar para esta ensalada.

Para realizar este plato nos ayudaremos de buenos productos, que nos faciliten la preparación del mismo y que nos ahorren tiempo a la hora de elaborarlo.


Y me encanta el resultado final, lo confieso ¡me encanta!

Es una ensalada con mucho sabor, los tallarines de calabacín van sobre un caldo templado que he preparado con unas cebollitas francesas, tomate rallado, ajo, pulpa de pimiento choricero, romero y tomillo fresco, una pastilla de AVECREM y agua. ¡Deliciosa!


INGREDIENTES:

1 frasco de lentejas cocidas de buena calidad o podemos cocerlas nosotros

1 calabacín mediano

Aceite de oliva virgen

Sal

1 tomate maduro pero firme

Perejil fresco

Para el caldo de base:

1 pastilla de AVECREM

2 cebollitas francesas o una cebolleta tierna

1 ajo

1 tomate grande maduro

1 cucharadita de pimiento choricero en pulpa de salsas JR

1 vaso de agua

Para decorar:

Espárragos de campo o trigueros

Panceta ibérica salada

PREPARACIÓN:

Sacamos las lentejas del bote, ponemos en un escurridor y enjuagamos, dejamos escurriendo.

Vamos a preparar el caldo:

Ponemos una sartén a calentar con un chorrito de aceite de oliva virgen.

Cortamos las cebolletas en trozos pequeños, no es necesario esmerarse en exceso con el corte porque luego pasaremos el caldo, y echamos en la sartén, removiendo para que no se queme, a fuego medio.


Rallamos el tomate y lo añadimos a la sartén junto al ajo picado, la pastilla de AVECREM, la cucharadita de pulpa de pimiento choricero, el romero y el tomillo, sofreímos unos minutos y añadimos el agua. Dejaremos cocer unos 10-15 minutos.

Pasado este tiempo, retiramos el romero y tomillo, ponemos en el vaso de la batidora y trituramos. Ya tenemos nuestro sabroso caldo, con un sabor muy casero.


Reservamos y vamos a hacer los tallarines de calabacín, para lo cual primero lo lavamos y después con un pelador de patatas vamos sacando tirar finas.

Ponemos una cacerola con agua y sal, cuando empiece a hervir echamos los tallarines de calabacín y escaldamos, 1 minuto y fuera.

Metemos en agua fría para cortar la cocción y que no queden demasiado blandos, deben estar al dente.

Escurrimos con cuidado para no romperlos y ponemos en un plato con un buen chorro de aceite y sal para que se impregnen bien. Reservamos.

En una sartén con  un poquito de aceite salteamos los espárragos y cuando estén doraditos, reservamos y cortamos una laminas finas de panceta que doramos, las dejamos entre papel de cocina para retirar el exceso de grasa.


Montaje de la ensalada:

En un plato hondo ponemos nuestro caldo de pollo, sobre él los tallarines de calabacín y sobre estos la ensalada de lentejas, que habremos hecho cortando un tomate en cuadraditos pequeños y unas hojitas de perejil, mezclamos con las lentejas y aliñamos con aceite y sal.

Sobre las lentejas ponemos los espárragos y la panceta crujiente.

Es una ensalada llena de sabor y contrastes, el caldo del fondo, el calabacín al dente, las legumbres, el toque crujiente de la panceta y un puntito amargo de los espárragos de campo.


Os la recomiendo sin la menor duda.

Quiero darle las gracias a Stella del blog My Sweet Sugar por darme este premio

¡¡GRACIAS!!
Al aceptar el premio tengo que elegir 7 recetas de mi blog dulces que me hayan cambiado la vida, bueno la vida no me la habrán cambiado pero sin duda me la han alegrado, esta es mi selección:








Yo paso el premio a todos los que me visitáis, ¡va por ustedes!

Y recordaros por si alguien no se ha enterado que estoy de sorteo, 2 años de blog, aquí tenéis el logo y el link para apuntaros.


BUEN FIN DE SEMANA

jueves, 8 de marzo de 2012

PAN DE CERVEZA ALEMÁN

No podemos pasar por alto que hoy es nuestro día CHICAS, el Día de la mujer trabajadora, ¡como si el resto de días no trabajáramos! 

Para mi  es el día de todas las mujeres, porque con independencia de que tengamos la suerte de tener un trabajo remunerado o no, todas somos trabajadoras ¿o es que lo que hacemos en nuestras casas no es trabajo?

Y hecha la reivindicación os presento la receta para este día tan especial.

Podría decir que vengo con un pan debajo del brazo, pero como no está la situación económica para guasas, os presento esta receta, a la que por cierto le tenía muchas ganas, sacada de un libro del que ya he preparado algún que otro pan, se trata del libro de Linda Collister: PAN, de la chapata al pan de centeno.


Es un pan consistente, de miga densa, con un sabor fantástico gracias a la cerveza, he utilizado  Alhambra Reserva 1925 y el resultado me ha encantado.

Requiere una larga fermentación en frio pero no es un pan de elaboración compleja, todo lo contrario, al llevar cerveza solo utilizamos 5 gramos de levadura fresca lo que me ha parecido muy interesante.

Si algo me gusta del maravilloso mundo del pan es que con cada receta aprendes algo y vas descubriendo como influyen las harinas, la levadura y el resto de ingredientes en el resultado final.


Este pan lleva harina de fuerza, además de harina  integral y harina integral de centeno lo que nos da una  miga  prieta,  una  corteza crujiente y un sabor ligeramente dulce aportado  por la cerveza.


Empecé a elaborarlo el martes por la tarde, amase y deje toda la noche en la nevera. Al día siguiente  después de comer lo saque y aplaste para sacarle el aire, forme la pieza y volví a dejar reposar unas 4-5 horas, hasta que doblo de tamaño.

La verdad es que me dio tiempo a hornearlo antes de la cena, con lo que pudimos probarlo.


Yo me hice este delicioso bocata, un bocata de atún, tomate, mayonesa, jamón york y queso, que por supuesto acompañe con una cerveza bien fresquita Alhambra Reserva 1925.


INGREDIENTES:

5 g de levadura fresca de panadero

1 cucharada de extracto de malta (yo no le puse porque no tenía)

1 cucharada de miel

330 ml de cerveza Alhambra Reserva 1925

400 g de harina de fuerza

100 g de harina de centeno (yo harina integral de centeno)

100 g de harina integral

1 ½ cucharaditas de sal

25 g de mantequilla a dados

2 cucharadas de cerveza para pincelar

Semillas para espolvorear, las que tengáis, lino, sésamo (optativo)

ELABORACIÓN:

Desmenuza la levadura en una jarra grande. Si tiene extracto de malta agrégalo, así como la miel y la cerveza y remueve hasta que la levadura esté completamente desleída.

Mezcla en un cuenco grande las harinas y la sal. Con ayuda de las yemas de los dedos, frota la preparación hasta que la mezcla parezca migas de pan.

Haz un hueco en el centro, vierte dentro la cerveza con la levadura y mezcla bien hasta obtener una masa blanda pegajosa, si está muy húmeda y muy pegajosa, agrega un poco de harina blanca, 1 cucharada a la vez; si sucede lo contrario que hay migas en la base del cuenco, vierte un poco más de cerveza, 1 cucharada a la vez.

Vuelca la masa sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada y amásala enérgicamente durante 10 minutos; la masa estará más firme y menos pegajosa.

Devuelve la masa al cuenco y tápalo con film de plástico. Deja levar muy lentamente en un lugar frio hasta que haya doblado de tamaño, aproximadamente 6-8 horas o como hice yo, toda la noche en la nevera.

Vuelca la masa sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada y aplástala para deshincharla. Forma con ella una bola y ponla sobre la placa preparada.

Mete la placa dentro de una bolsa de plástico grande, ínflala un poco, como si fuera un globo, ciérrala bien y deja levar en un lugar cálido unas 4 horas, hasta que doble su volumen, dependiendo de la temperatura inicial de la masa.

Mientras, precalienta el horno a 200º.

Destapa el pan y pincélalo ligeramente con cerveza. Espolvoréalo con las semillas elegidas y haz los cortes sobre la superficie con un cuchillo afilado o cuchilla. Hornea en el horno precalentado unos 35 minutos, o hasta que al golpear la base del pan con los nudillos suene a hueco. Déjalo enfriar sobre una rejilla metálica.

Consúmalo en el plazo de 5 días, je,je, 5 días dice el libro pero en mi casa ya no lo hemos comido. Podéis congelarlo hasta 1 mes.

Y para acompañar este rico pan y maridar con esta maravillosa cerveza Alhambra Reserva 1925, un Jamón 5 Jotas cortado a mano, Jamón Ibérico de Bellota  que es un lujo, con un sabor increíble.


Tan sutil, se deshace en la boca, solo tenéis que ver esa hebras de grasa que distinguen sin duda este jamón.


Podéis ver todos los excelentes productos en su web tienda OSBORNE donde además tenéis descuentos y promociones.

También quiero recordaros que estoy de sorteo, tengo problemas con Blogger y no me deja poner imágenes en el lateral del blog, si alguien sabe como puedo solucionarlo agradecería un poquito de ayuda, como os decía podéis participar en el sorteo por mi segundo cumple blog, os dejo el logo y el enlace para poder apuntaros.


Pinchar AQUI para participar.

Y mañana VIERNES, ¡por fin!