miércoles, 30 de mayo de 2012

CUADRADITOS CRUJIENTES DE NUBE


Como golosina o tentempié, de cualquier forma, estos cuadraditos son un vicio, más sanos que si los compramos ya hechos, muy fáciles de hacer y estupendos para preparar unas bolsitas y regalarlos a niños o mayores, pequeños bocaditos a los que nadie podrá resistirse.

La receta del libro LA COCINA DE NIGELLA LAWSON, COMIDA RÁPIDA Y SALUDABLE.


INGREDIENTES:

45 g de mantequilla

300 g de nubes

180 g de trigo inflado o arroz inflado


PREPARACIÓN

Derretimos la mantequilla en una cazuela grande a fuego lento.

Agregamos las nubes y dejamos que se derritan a fuego muy bajo, deben quedar totalmente fundidas, no dejéis de remover.

Retiramos la cazuela del fuego y añadimos de inmediato los cereales, mezclando con suavidad hasta que estén bien cubiertos.

Engrasamos un molde rectangular  y echamos la mezcla en el apretándola para que quepa bien, presiona especialmente las esquinas para que no queden huecos, puedes hacerlo con ayuda de una cuchara untada en aceite o mantequilla. Aplanar bien la parte superior y espolvoréala con virutas de colores para que quede más colorido o cualquier otra decoración.

Dejar enfriar en el molde y al día siguiente cortarlos en cuadraditos o en barritas, a vuestro gusto.

Yo he preferido hacer pequeños bocados porque son bastante dulces.

Espero que os gusten

lunes, 28 de mayo de 2012

MOUSSE DE MANGO CON NUECES CARAMELIZADAS

Llega el calor y también el apetito por las cosas fresquitas y si llevan fruta mejor que mejor.

Este postre es tan fácil de hacer y tan rico que no me sirven las excusas. Hay que hacerlo ¡ya!.

He utilizado un mango maduro que empezaba a ser como de la familia ¿no os pasa? Compras algo y después te lo olvidas en la nevera. Pero al final el mango tuvo un final glorioso, y no me hagáis el chiste facilón eh! que nos conocemos.


INGREDIENTES:

1 mango bien maduro (el mío sin hueso pesaba 390 g)

50 g de azúcar

500 ml de nata para montar

6 laminas de gelatina neutra (10 g)

Optativo:

Un puñadito de nueces peladas

2 cucharadas de azúcar


PREPARACIÓN:

Pelamos el mango, le quitamos el hueso, trituramos hasta hacer papilla y reservamos.

Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en un cuenco con agua fría.

En un recipiente hondo montamos la nata, - menos dos deditos que usaremos para disolver la gelatina-, con el azúcar. 

Consejo si la nata esta fría será más fácil de montar.

Montar la nata pero no demasiado porque después añadiremos la gelatina y queremos un punto cremoso y no totalmente cuajado como un flan.

Calentamos la nata que hemos reservado sin que llegue a hervir y disolvemos en ella las láminas de gelatina bien escurridas.

Una vez disueltas mezclamos con el puré de mango y vamos añadiéndolo poco a poco a la nata montada.

Cuanto tengamos una mezcla homogénea, repartimos en cuencos y metemos al frigo. Dejamos enfriar mínimo 2 horas.


Podemos acompañar de una nueces caramelizadas, esto es optativo, está muy rico tal cual pero con las nueces mejor aún.

Para hacer la nueces caramelizadas ponemos en una sartén un par de cucharadas soperas de azúcar y cuando se derrita añadimos las nueces peladas removemos hasta que coja color el azúcar y retiramos inmediatamente para que no se quemen.

Dejaremos enfriar sobre papel de horno.

Ponemos sobre nuestro mousse y disfrutamos de esta delicia.

domingo, 27 de mayo de 2012

MAGDALENAS MOCHA O MOCA


¿Quién no se ha tomado en alguna ocasión un café moca? O lo que es lo mismo, un café con chocolate, no hay mejor combinación de sabores para mi gusto.

Estas magdalenas tienen sabor a moca y sorprenden al partirlas por su  interior marmolado.


La forma de conseguir el efecto de color es combinando masa de dos colores, como si hiciéramos un bizcocho cebra.

INGREDIENTES:

4 huevos

250 g de azúcar

250 ml de leche

200 ml de aceite de oliva

300 g de harina

1 cucharada sopera  rasa de levadura

2 cucharadas de cacao en polvo

1 cucharada de café soluble




PREPARACIÓN:

Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen, a continuación añadimos poco a poco sin dejar de batir el aceite, hasta que esté totalmente integrado, en este punto añadimos la leche poco a poco, reservando una cucharadita para disolver el café soluble.Tamizamos la harina con la levadura y la vamos incorporando poco a poco a la mezcla anterior, hasta que esté totalmente integrada y tengamos una masa homogénea y sin grumos.

Con esta cantidad de masa salen unas 24 magdalenas, 2 bandejas, si no queréis hacer tantas utilizar la mitad de los ingredientes.


Ahora dividimos la masa y a una de las mitades le añadimos las dos cucharadas de cacao en polvo, y el café soluble que habremos disuelto en la cucharada de leche que reservamos.

Ponemos las capsulas de las magdalenas en las bandejas de muffins y vamos alternando una cucharada de masa  blanca y otra de masa de chocolate, así sucesivamente hasta llenar un tercio de la capsula.

Dejamos reposar la masa 1 hora en la nevera.

Precalentamos el horno a 200º, introducimos la bandeja de las magdalenas, bajamos la temperatura a 180º y horneamos durante unos 15-20 minutos.

FELIZ SEMANA

miércoles, 23 de mayo de 2012

BIZCOCHITOS DE DULCE DE LECHE


Hace tiempo prepare estos bizcochitos con leche condensada y agua de azahar. Me apetecía mucho probar como quedarían con dulce de leche y ha sido todo un bombazo, el sabor es rico, rico.


INGREDIENTES

370 g de dulce de leche*

4 huevos L

50 gr de mantequilla a temperatura ambiente

120 gr de harina

1 sobre de levadura

*El dulce de leche podéis hacerlo en casa, solo necesitáis una lata pequeña de leche condensada, la pondremos sin abrir al baño maría durante unas 3 horas. Dejamos enfriar y ya tenemos nuestro dulce de leche


PREPARACIÓN

Ponemos el dulce de leche en el vaso de la batidora y batimos unos minutos a  velocidad media, vamos añadiendo los huevos de uno en uno, no agregamos el siguiente hasta que no hemos batido el primero, esto lo hacemos con los cuatro huevos.

Incorporamos la mantequilla a temperatura ambiente  y volvemos a batir para mezclar con el resto de ingredientes.

Añadimos a poco a poco  la harina tamizada con el sobre de levadura (16 g)  y vamos batiendo hasta conseguir una masa homogénea.

Yo he utilizado flaneras para hacer estos bizcochitos forradas con papel de horno. Me han salido 12 bizcochitos. Si queréis hacerlos más pequeños utilizar capsulas de magdalena he introducirlas en un molde para muffins, rellena hasta un pelín más de la mitad.

Precalentamos el horno a 180º y horneamos los bizcochitos hasta que estén doraditos.  25 minutos aproximadamente, según el horno.


El color anaranjado de la masa se consigue con el dulce de leche, para servir espolvorear de azúcar glas.

Un autentico vicio.

domingo, 20 de mayo de 2012

QUICHE DE ACELGAS

¿Qué tal para cenar una quiche de acelgas?

Los domingos por la noche la cena suele ser ligera, la comida del domingo siempre es más copiosa, con su aperitivo, sus cervecitas, así que algo fácil y sano nos viene bien para compensar el exceso de la comida.

Las acelgas son un poco sosas pero esto podemos cambiarlo ayudándonos de un pequeño y socorrido truquillo.


INGREDIENTES:

400 g de hojas de acelgas frescas (podéis usar congeladas en su defecto  o espinacas si os gustan más)

1 cebolla pequeña picada

2 huevos

150 ml de nata para cocinar

100 g de queso crema (queso de untar de la marca que más os guste)

1 pizca de nuez moscada recién rallada

1 pizca de canela molida

Aceite de oliva virgen

Sal

Pimienta

1 pastilla de caldo de pollo AVECREM

Unos trocitos de queso de cabra en rulo para decorar (optativo)

Una lamina de pasta quebrada, hojaldre o 5 hojas de pasta filo

Si queréis hacer la pasta quebrada como he hecho yo, aquí tenéis la receta:

Para la pasta quebrada:

200 g de harina

½ cucharadita de sal

100 g de mantequilla

1 huevo, ligeramente batido

2 cucharaditas de agua


PREPARACIÓN:

Si hacemos la masa quebrada casera:

En primer lugar tamizamos la harina y la sal en un cuenco, frotamos la harina con la mantequilla hasta conseguir como miguitas, añadimos el huevo ligeramente batido y las dos cucharaditas de agua hasta amalgamar los ingredientes. Formamos una bola y la envolvemos en film, guardamos en la nevera durante 30 minutos.

Ahora iremos preparando el relleno de nuestra quiche.

Picamos en trocitos muy pequeños la cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen. Lavamos las hojas de acelga si utilizamos frescas, cortamos en trozos no muy grandes y añadimos a la sartén junto a la cebolla, mezclamos y cuando las acelgas estén a medio hacer incorporamos nuestro TRUQUILLO que no es otro que una pastilla de caldo de pollo AVECREM, os puedo asegurar que están verduras cambian por completo con esta ayudita y conseguimos un sabor estupendo.  


Cocinaremos unos 5 minutos más hasta que las acelgas se vean blanditas, en este momento añadiremos en la sartén un vasito de agua, justo que cubra las acelgas y las tendremos cociendo unos 5-10 minutos más.

Escurrimos bien y reservamos.

En un cuenco batimos los huevos con unas varillas manuales hasta que estén espumosos, agregamos la nata, la canela y la nuez moscada. Batimos de nuevo para mezclar bien.


Incorporamos el queso crema y batimos  hasta conseguir una mezcla homogénea, pondremos la pimienta y como le hemos añadido una pastilla de caldo de pollo AVECREM no será necesario ponerle sal.

Echaremos finalmente en el cuenco las acelgas y removemos para integrar, reservamos porque vamos a estirar la masa.

Sacamos la pasta quebrada de la nevera y estiramos con un rodillo, dejarla  fina, cubrimos un molde con la masa y pinchamos toda la base con un tenedor, el horno lo tendremos a 200º, lo que vamos a hacer es hornear la base de la tarta durante unos 10 minutos para que nos quede crujiente y que no se nos ablande al poner el relleno.

Antes de meter al horno para que no levante la masa le pondremos la base completamente tapada con garbanzos, en mi caso, o si tenéis con estas bolitas que pesan y se utilizan en repostería para cocer bases de pasteles.


Después de hornearla durante 10 minutos la base de la quiche sacamos y ponemos el relleno, rematamos, aunque es optativo, con unos trozos de queso de cabra de rulo, que a mí me encanta.

Hornearemos durante unos 15 minutos, o hasta que la veamos doradita y cuajada.

Espero que os guste y FELIZ SEMANA

viernes, 18 de mayo de 2012

FISH CAKE (PASTEL DE PESCADO)


Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Mayo nos invita a preparar un Fish Cake (Pastel de Pescado)

He aquí la solución para todos aquellos que son reacios a la ingesta de pescado, pequeños o grandes, pescado camuflado con un aspecto de lo mas apetitoso,  cambiaran sus gustos cuando prueben uno de estos deliciosos bocados o FISH CAKE.

Whole Kitchen nos dejaba dos propuestas base para realizar estos ricos pastelitos, podíamos incluir el pescado y verduras que quisiéramos, yo me quede con la receta de Jamie pero con mis ingredientes y he de confesar que han creado adicción. Ricos y llenos de sabor, toque cítrico, calabacín y gambas. Deliciosos de verdad!



Por si no conocíais estos pastelitos os contare un poco sobre ellos:

El fish cake son unos pastelitos de pescado parecidos a una croqueta, realizados habitualmente con pescado, patatas, alguna que otra verdura y rebozados en pan rallado para posteriormente freírlos. Son muy populares en el Reino Unido donde los ingleses suelen servirlos acompañados de patatas fritas

Los fish cake son originarios de Yorksire, condado al norte de Inglaterra donde la receta tradicional consistía en dos rodajas de patatas cocidas con recortes de pescado entre ellas, y posteriormente rebozadas y fritas. Estos pasteles han sido siempre una comida de aprovechamiento, se utilizaban las sobras de pescado para hacerlos.

Existen muchas variantes de fish cake, aunque el más tradicional es de bacalao, pero podemos encontrar con muchos otros tipos de pescado, ya sean pescado blanco o azul e incluso marisco. También con pescado envasado.

Mi versión personal ha sido hacerlos de merluza y gambas a partes iguales, incorporadle también un calabacín pequeño picado.

INGREDIENTES:

600 g de patatas

250 g de filete de merluza fresca

250 g de colas de gamba peladas

1 calabacín pequeño muy picadito

Un manojito de perejil fresco sin tallos

1 huevo

1 cucharada de harina

1 limón

Aceite de oliva virgen

Sal

Pimienta


PREPARACIÓN:

Ponemos una cazuela a hervir con agua y sal, y añadimos las patatas peladas y cortadas en trozos medianos, las dejamos cocinar hasta que estén tiernas.

Mientras ponemos en una sartén un chorrito de aceite y ponemos sal y pimienta a los filetes de merluza,   hacemos vuelta y vuelta, no hay que pasarse con el pescado para que no quede seco.  Reservamos.

Pelamos las gambas y salteamos en la sartén con un poco de aceite, simplemente un pequeño golpe de calor para que no estén crudas, vuelta y vuelta.

Picamos el calabacín en trozos muy pequeñitos y salteamos en la sartén con un poquito de aceite, no los hagáis mucho, preferible que queden al dente.

Escurre las patatas, separa las hojas de perejil de los tallos y pícalas finas. Con un tenedor tritura las patatas, quita la piel del pescado y pica las gambas, y cuando las patatas estén frías desmenuza el pescado por encima, incorpora las gambas picadas, el calabacín, agrega una cucharada de harina, el huevo y el perejil con una buena pizca de sal y pimienta. Ralla encima la cascara del limón y amasa el conjunto hasta que quede bien mezclado

Divide la masa en 8 partes iguales, si quieres hacerlas más pequeña coge menos masa, da forma redonda de unos 2 cm de groso, pásalas por harina y guárdalas en el frigorífico durante 1 hora.

Para freírlas ponemos en una sartén abundante aceite de oliva y cuando esté caliente las pasamos primero 
por pan rallado y freímos durante 3 o 4 minutos por cada lado hasta que estén crujientes y doradas.  Servir de inmediato.

sábado, 12 de mayo de 2012

MAGDALENAS CLÁSICAS


Esta es la receta de magdalenas en MAYUSCULAS, son las de Xavier Barriga.

Sencillamente infalibles, exquisitas, con ese aspecto y sabor tan casero de  magdalena de toda la vida, la de pueblo, la que vemos en el horno de la esquina, es sencillamente perfecta.

Con ese pedazo de copete, tiernas y jugosas, además muy fáciles de hacer…

 ¿Qué mas os puedo decir?

¡Hacerlas ya si no todavía no os habéis puesto con ellas!


INGREDIENTES para 12 magdalenas:

125 g de huevos (Yo 2 huevos L)

175 g de azúcar

60 ml de leche (yo 60 ml de leche semidesnatada)

190 ml de aceite de girasol (yo 190 ml de aceite de oliva virgen Hojiblanca)

210 g de harina

5 g de levadura química

Una pizca de sal

Canela en polvo

La ralladura de un limón

Un poco de azúcar para espolvorear sobre las madalenas






PREPARACIÓN:

Bate los huevos con el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa.

Mezcla la leche con el aceite e incorpórala al batido de huevos y azúcar batiendo  a marcha lenta.

Aparte, agrega la levadura, la sal, la canela y la ralladura de limón a la harina. Añade poco a poco la mezcla al batido de huevos y azúcar, batiendo lentamente.

Cuando tengas una masa homogénea, aumenta la velocidad y bate 2 o 3 minutos. Tapa la masa con un paño y déjala en la nevera durante 1 hora como mínimo para que la levadura empiece a hacer efecto.

Si quieres puedes dejar la masa en la nevera hasta el día siguiente.


Precalienta el horno a 250º.

Pon la masa en una manga pastelera para no manchar y distribúyela en las cápsulas para magdalenas, que habremos puesto en un molde para muffins, echa un poco de azúcar sobre cada magdalena. Llena solo hasta la tercera parte de las capsulas.

Hornea las magdalenas a 210º durante 15-20 minutos, según el tamaño, hasta que las veamos doraditas.

BUEN FIN DE SEMANA

miércoles, 9 de mayo de 2012

PANECILLOS DE PAN BLANCO CON POLISH DE YOGUR


Volviendo de nuevo a las recetas de pan, hoy os traigo uno del libro Pan de Xavier Barriga, otro de mis libros favoritos.

Estos panecillos no tienen ninguna dificultad, quedan muy ricos y suaves untados con mantequilla y rellenos con una loncha de jamón dulce y otra de queso fresco, con salmón y queso crema, con mermelada y mantequilla, en fin, con cualquier relleno porque son tiernos y muy sabrosos.


También son una buena apuesta para preparar una picada en la que los presentemos rellenos, junto con otros aperitivos, sobre todo por su tamaño, con los ingredientes que os indico salen 30 panecillos, y a mí que me encanta el picoteo, prefiero comer variado en pequeña cantidad, que un gran bocata, os pueden solucionar cualquier celebración porque además quedan muy redonditos, perfectos sin la menor duda.

INGREDIENTES:

500 g de harina de fuerza

10 g de sal

225 ml de agua

5 g de levadura fresca

200 g de poolish de yogur

POOLISH DE YOGUR

100 g de harina de fuerza

100 g de yogur natural

5 g de levadura fresca

Entre 60 ml de agua


PREPARACIÓN:

ELABORACIÓN DEL POOLISH DE YOGUR:

Mezcla el agua con la levadura hasta que esta última se disuelva.

Añade el yogur y remueve.

Añade la harina y remueve nuevamente hasta obtener una mezcla cremosa y sin grumos.

Tapa el recipiente con un paño húmedo y déjalo fermentar durante 3 horas a temperatura ambiente o bien déjalo en la nevera hasta el día siguiente.

Elaboración de los panecillos:

En panificadora: añadimos primero los líquidos y después los sólidos y seleccionamos el programa masa que dura 20 minutos.

A mano:

Ponemos la harina con la sal en un cuenco y hacemos un volcán en el centro, vamos añadiendo el agua poco a poco hasta que la absorba toda, incorporamos el polish de yogur y seguimos amasando, al final ponemos la levadura y amasamos de nuevo hasta incorporar por completo.

Dejamos reposar la masa durante 15 minutos tapada con un paño.

Cortamos piezas de 30 g, nos saldrán pequeños panecillos, ideales para picoteos, y formamos con cada porción una bolita bien redonda y lisa. Colócalas en una bandeja de horno, dejando una separación entre ellas porque al fermentar aumentan de volumen.

Tápalas con un paño húmedo y déjalas fermentar durante 90 minutos en el lugar más cálido de la cocina. 

Precalienta el horno a 250º y pon en su interior una pequella olla con agua.

Antes de hornear los panecillos, hazles un corte con las tijeras ligeramente inclinada y mójalos sin miedo con un pulverizador de agua, así quedarán blanditos por fuera.

Cuece el pan durante unos 12 minutos o hasta que adquieran un ligero y bonito color dorado.


Si quieres puedes también hacer algunas barritas largas para tener más variedad con el mismo pan. Puedes también espolvorear los panecillos con semillas; por ejemplo, con sésamo tostado. Tendrán otro sabor y serán más divertidos.

Animaros a hacer pan con esta receta tan sencilla y ya me contáis.

Os enseño el último libro sobre pan que ya ocupa su pequeño espacio en mi casa, me lo regalo mi hija Marta, en una visita a la Feria del Libro. 


Es pequeñito pero toda una joya “EL PANADERO PRÁCTICO”, Manual de perfeccionamiento del oficio, muy interesante y con consejos e información para los que nos gusta hacer pan muy recomendable, yo ya la estoy llevando a la práctica, os cuento en breve.

sábado, 5 de mayo de 2012

GUISADO DE COSTILLAS


Siempre me han encantado los guisados de carne y patatas, mi madre nos hacia uno  con costillas de cerdo que  nos chupábamos los dedos.

Un plato de cuchara alimenta y reconforta pero sobre todo sabe a gloria, cocina casera, comida económica, que no están los tiempos para dispendios, por lo menos en esta cocina.

¿Quién puede resistirse a un platico así?


Ya sé que no tiene gran presencia, que no tiene el aspecto cuidado y elegante de la cocina de vanguardia y de foto que tanto se lleva ahora,  pero a mí me alimenta con solo olerlo y me gusta disfrutar de estos platos sencillos pero repletos de sabores.

Con   una ayudita,  porque el tiempo es lo que tiene, que nos falta a todos, para darle un poco más de sabor, una pastilla de caldo de pollo Avecrem, así también disminuimos la cantidad de sal, que yo por desgracia tengo que controlar.  Y  le damos el punto mundano y me atrevería decir hasta que exótico, con un pizca de cúrcuma y curry, mi madre se sorprendería con estas especias.

Con esta receta participo en el CONCURSO 5º ANIVERSARIO de Las Recetas de Mamá.



INGREDIENTES:

750 g de costillas de cerdo

500 g de patatas

1 cebolla

1 berenjena

6 dientes de ajo

1 cucharadita de cúrcuma

½ cucharadita de curry

1 pastilla de Avecrem

Unas hebras de azafrán

Una ramita de tomillo

Una ramita de romero

Aceite de oliva virgen, cantidad suficiente para freír las costillas

1 vaso de vino blanco

Agua, la cantidad que cubra el guiso


PREPARACIÓN

En una olla antiadherente ponemos el aceite de oliva y freímos las costillas, en lugar de sal, echamos una pastilla de Avecrem, también los dientes de ajo y doramos.


Cuando empiece a tomar color las costillas, incorporamos la berenjena pelada y cortada en dados, además la cebolla picada, no es necesario que los trocitos sean muy pequeños.

Cuando las verduras empiecen a ablandarse, incorporamos la cucharadita de cúrcuma, el curry, el azafrán, un poquito de tomillo y romero, damos unas vueltas y echamos un vaso de vino blanco.

Dejaremos cocer por espacio de 10 minutos.

Mientras aprovechamos para pelar las patatas y cortarlas a groso modo, incorporamos al guiso y cubrimos con agua, dejaremos cocer a fuego lento por espacio de unos 30-40 minutos.
Servir caliente y con un buen pan para mojar en el caldito, a mí me encanta.

FELIZ DOMINGO

viernes, 4 de mayo de 2012

BIZCOCHO LUCA DE TENA


Un bizcocho muy tierno y jugoso,  muy aromático y muy fácil de hacer.

Con perfume de azahar,  gracias al agua de azahar Luca de Tena y  con un  sabor increíble a limón.

Un bizcocho para preparar en cualquier momento  como acompañamiento de  desayunos y meriendas, tan fácil de hacer que cuando lo probéis repetiréis seguro


INGREDIENTES:

280 g de harina

225 g de azúcar

250 ml de nata

1 bote de claras (9 claras)

1 sobre de levadura (16 g)

La ralladura de 2 limones

Azúcar glas para decorar

1 pizca de sal

1 cucharada sopera de agua de azahar Luca de Tena


PREPARACIÓN

En un bol amplio batimos las claras con la pizca de sal, cuando empiecen a montar vamos añadiendo el azúcar poco a poco hasta que las claras queden firmes.

Ahora empezamos a incorporar la nata poco a poco y batimos unos 5 minutos, añadimos la ralladura de los dos limones y la cucharada sopera de agua de azahar, cuidado de no rallar la parte blanca del limón, solo la amarilla.

A continuación agregamos progresivamente la harina tamizada con la levadura hasta adicionarla toda y conseguir una masa homogénea.

Engrasamos un molde alargado, y vertemos la masa. Precalentamos el horno a 175º y horneamos unos 35-40’. Pincharemos en el centro y para ver si el bizcocho está hecho.

Dejamos enfriar y desmoldamos.


El nombre en honor al agua de azahar “La Giralda” de Luca deTena S.l., desde 1899 nada menos, están con nosotros, tan aromática como pasear por un campo de naranjos en flor.


En 1926, aparecía en la revista Blanco y negro, el siguiente anuncio:


AL EMPEZAR EL AÑO
Usted piensa en la incógnita de los días que han de venir. En cada uno de ellos se promete conseguir la realización de sus sueños de hoy. Empiece conquistando el dominio de sus nervios. La vida agitada, los placeres, los dolores, los días monótonos alterarán la regularidad de su sistema nervioso. Una o dos cucharitas, en una taza de té o tila, del

AGUA DE AZAHAR “LA GIRALDA”
El sedativo de los nervios.

Le devolverán la serenidad y evitará insomnios nerviosos, espasmos, histerismo, etc., etc. Dominando sus nervios verá realizado lo que se proponga
3 pesetas botella

BUEN FIN DE SEMANA

martes, 1 de mayo de 2012

MEGADONUT O TARTA 18 AÑOS

Abril en casa, es mes de cumpleaños, primero cumple Marta, luego Silvia y el 16 los cumplía mi madre, también es mes de lluvias,  viento, nubes, abril es el mes de los contrastes y colores.

Y para gustos, pues eso, los colores o los donuts gigantes.


Aunque parezca mentira hay personas a las que no les gusta el chocolate ¿podéis creerlo? ¿Cómo no puede gustarte el chocolate?

A Silvia no le gusta el chocolate, ni las tartas, ni la Coca-Cola, ni el turrón, ni casi ninguna de estas cosas que nos pierden a la gran mayoría.

Desde pequeña era niña de cuchara, unas lentejas, un arroz caldoso, un bocata de jamón o de chorizo o de lomo embuchado, pero no le dieras nocilla, ni bollycaos,  tampoco coca-cola, o cualquier otro refresco, si en cambio zumo de naranja recién exprimido o simplemente agua.

Con el tiempo, pensamos que iría poco a poco cayendo, como la inmensa mayoría de los mortales, en la tentación del chocolate y otras pequeñas debilidades que a todos nos enganchan, pero NO.

El día 15 de abril cumplió 18 años y aunque dejo pasar  en su dieta algún que otro elemento que antaño era descabellado, y me refiero a los donuts, por lo demás seguía siendo verdaderamente complicado hacerle un pastel para clavar sus velas y soplar, mientras le cantamos aquello de “...cumpleaños feliz, cumpleaños feliz, te deseamos todos, cumpleaños feliz...”.

¿Una tarta de chocolate?  No

¿Una tarta con crema? No

¿Una tarta con algo? No

¿Qué te gustaría? 


Un donut


Pues marchando un donut  gigante, y el molde, que en poco o nada podía darle una forma similar, era este modelo, el kugelhopf, que descansaba desde hace tiempo, encima de la nevera.

He de reconocer que el sabor y la textura era de autentico donut, y que estaba delicioso,  con esa cobertura de azúcar que tan característico hace esta famosa rosquilla.

La receta es del blog La receta de la felicidad , ella hizo mini donuts en la donutera con esta masa, yo utilice su receta para hacer uno solo gigante y en el horno, con alguna pequeña modificación, pero en esencia la receta es como la explica Sandeea en su blog.

Y este ha sido el pastel de cumpleaños de Silvia, que ya es mayor de edad, que está preparando sus exámenes para la selectividad y que pronto será una joven universitaria, ¡y parece que fue ayer  cuando dijo sus primeras palabras!


 INGREDIENTES:

500 g de harina de fuerza

25 g de levadura fresca de panadería

80 g de azúcar

60 g de mantequilla a temperatura ambiente

10 g de sal

2 huevos

250 ml de leche

Para el glaseado de azúcar:

200 g de azúcar glas

25 ml de agua

PREPARACIÓN:

Si tenemos la panificadora podemos poner todos los ingredientes  y seleccionar el programa masa, 20’.

Si lo hacemos a mano:

En un cuenco amplio ponemos la harina y mezclamos la levadura haciendo miguitas.

Agregamos la mantequilla, el azúcar, la sal, los huevos y la leche y vamos amasando, la masa en un blanda, sacamos sobre el banco y vamos amasando hasta conseguir una masa elástica y que dejara de ser tan pegajosa, dejamos reposar en un cuenco tapada hasta que doble su tamaño, una hora aproximadamente.

Engrasamos un molde con orificio en el centro y acomodamos en él la masa, dejamos levar de nuevo otra hora, tapado con un trapo.

Metemos al horno que tendremos caliente, a 170º durante 30-40minutos dependiendo del tamaño del molde.

Mientras nuestro megadonut se enfría un poco, preparamos el glaseado, mezclamos el azúcar con el agua, batiendo bien para que no queden grumos, nos debe quedar espesito y con el rociamos el donut, podemos añadirle para darle un poco de color unos confetis de colores.