domingo, 27 de enero de 2013

MAGDALENAS DE NATA Y MIEL


Las magdalenas son uno de los dulces tradicionales que más nos gustan. Estas de hoy son tan ricas que las he hecho esta tarde y a esta hora  quedan prácticamente la mitad. Esponjosas y tiernas, con pronunciado sabor a aceite de oliva, naranja y miel.


Y si no lo creéis mirad las fotos


INGREDIENTES:

5 Huevos tamaño L

225 g de azúcar + cantidad necesaria para espolvorear antes de meter al horno

2 cucharadas soperas de miel de España Edición Limitada de Luna de Miel

La ralladura de 1 naranja

100 g de nata  

260 g de aceite de oliva virgen

1 sobre de levadura repostería (16 g)

360 g de harina


PREPARACIÓN:

Batir los huevos con el azúcar a velocidad media-alta, hasta que doble su volumen, a mitad del batido  añade la ralladura de naranja. El batido es importante para conseguir unas magdalenas esponjosas, yo he utilizado la KitchenAid, batiendo durante 10 minutos pero podéis hacerlo con cualquier otro robot de varillas.

A continuación añade los líquidos y las dos cucharadas de miel,  sigue batiendo hasta conseguir una masa cremosa y homogénea. Incorpora la harina con la levadura, en dos o tres veces hasta que se integre en su totalidad.


Con esta cantidad me han salido 16 magdalenas. Coloca las capsulas de papel en un molde para muffins y rellénalos casi hasta el final, dejaremos un dedo  sin llenar de la capsula. Echar azúcar sobre cada magdalena y mete al horno.

El horno lo tendremos precalentado a 230º y en el momento de introducir las magdalenas lo bajaremos a 210º, hornearemos durante 20 minutos. Deja enfriar sobre una rejilla y listas para disfrutar.

He aprovechado para probar la miel Edición Limitada que me enviaron hace unos días de Luna de Miel, realmente buena.


FELIZ SEMANA

miércoles, 23 de enero de 2013

GALLETAS DE QUESO Y TOMILLO LIMÓN


Esta es la sexta receta que publico de galletas de queso. Hice Galletas sabor pizza , Galletas de quesito y avellana  , Crujientes de copos de maiz y queso, Hombrecitos de queso  y Snacks salados , ¡vaya, parece que me gusta el queso!.


No me canso de comer queso, es más seria una autentica penitencia no poder hacerlo, me encanta y en mis pequeños almuerzos siempre está presente.

Como son las ultimas, son las más ricas, su textura es hojaldrada, son muy sabrosas, con mucho sabor, gracias a los ingredientes,  el queso, el tomillo limón fresco y también a la harina de garbanzos.


INGREDIENTES:

150 g de harina

75 g de harina de garbanzos ecológica

175 g de queso cocina Président Semicurado

100 g de queso rallado grueso curado

Un puñadito de tomillo limón fresco

150 g de mantequilla a temperatura ambiente


PREPARACIÓN:

En un recipiente mezclamos los dos tipos de harina, incorporamos el queso cocina semicurado y el queso rallado, la mantequilla cortada en cubitos y el tomillo.

Mezclamos con las manos hasta conseguir integrar todos los ingredientes, hacemos una bola, envolvemos en film y dejamos en la nevera durante 1 h.

Transcurrido el tiempo de reposo, ponemos entre dos hojas de papel de horno y estiramos con el rodillo, dejamos un grosor de medio centímetro, cortamos con el cortapastas elegido y colocamos  las galletas sobre la bandeja de horno.


Metemos la bandeja dentro de la nevera durante 30 minutos, de esta forma las galletas no se deforman. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo, metemos las galletas y horneamos durante 25 minutos o hasta que estén doradas.

Dejamos enfriar sobre una rejilla, podemos guardar en una lata, aunque no creo que podáis resistiros a comerlas rápidamente.

Y quiero enseñaros mi maceta de tomillo limón, que esta precioso


Me encanta su olor y el aroma que aporta a infinidad de plato.

martes, 22 de enero de 2013

CONEJO Y POLLO A LAS HIERBAS PROVENZALES


Aunque existen distintas mezclas de hierbas provenzales, la más conocida y extendida se compone de albahaca, orégano, romero, tomillo, ajedrea y mejorana, todas ellas plantas aromáticas de origen mediterráneo y que toman el nombre de la zona del sureste de Francia, Provenza.


La verdad es que esta combinación de hierbas aportan un sabor y olor estupendo a infinidad de platos, tanto de carne, pescado, pasta, incluso ensaladas, podemos adquirir la mezcla ya preparada en la sección de especias de cualquier supermercado, yo las utilizo con frecuencia, me gustan especialmente con las carnes asadas, y resuelven con éxito más de una comida.

La receta de hoy es muy sencilla, con ingredientes económicos, perfecta para una comida familiar y nos va a dar muy poco trabajo llevarla a cabo, únicamente tendremos que preparar un adobo en el que tendremos la carne al menos 12 horas antes de llevarla al horno.

INGREDIENTES:

½  conejo, la parte de después de las costillas

2 cuartos traseros de pollo

1 cabeza de ajos

2 hojas de laurel

Patatas pequeñas

Cebollitas francesas

Sal

Aceite de oliva virgen


Para el adobo:

½ l de vino de cocina El Guiso (o cantidad necesaria para cubrir la carne)

Un par de cucharadas soperas de hierbas provenzales Carmencita

PREPARACIÓN:

El día de antes o con unas 12 horas de antelación preparamos el adobo, en un recipiente de plástico, cerámica  o barro, echamos el vino y las hierbas provenzales, mezclamos e introducimos la carne, que quede cubierta. Guardamos en la nevera.

Encendemos el horno a 180º y ponemos un chorrito de aceite en la bandeja de asar, sacamos la carne del adobo, escurrimos, le echamos un poco de sal y ponemos sobre la asadora.

Metemos al horno, dejamos por cada lado hasta que tome color, una vez dorada vamos añadiendo el líquido del adobo, poco a poco, y girando la carne de vez en cuando.  Pasado los primeros 10 minutos, añadimos las patatas y cebollitas y seguimos controlando nuestro asado, incorporando liquido hasta conseguir que nuestra carne este tierna y tenga un bonito color dorado. Aproximadamente 50-60 minutos.

BUEN PROVECHO

domingo, 20 de enero de 2013

LAVASH (PAN ARMENIO)


Esta es la propuesta de enero de Bake the World. Ni que decir tiene lo que me ha gustado, mas teniendo en cuenta que era un pan que desde hace tiempo tenía ganas de hacer, de hecho en mi libro El aprendiz de panadero, lo tengo marcado desde la primera vez que lo vi.

Así que me ha venido como anillo al dedo, y aunque últimamente no tengo mucho tiempo, habréis notado que publico con menos regularidad, no he podido resistirme a hacer mi lavash. Me he decantado por la versión crujiente, son un autentico vicio, comes uno y otro, y otro, no se puede parar, podemos incorporarle semillas y especias a nuestro gusto, además en muy sencillo de preparar, sin necesidad de levados largos, para amasar a mano, y no es necesario tener grandes conocimientos de pan para conseguir un resultado bueno.


Como os decía he utilizado la receta del libro El aprendiz de panadero, he doblado las cantidades que aparecen en el libro para obtener  una buena hornada de lavash.

INGREDIENTES:

380 g de harina de fuerza

8 g de sal

3 g de levadura instantánea

35 ml de miel

30 ml de aceite de oliva

90 a 120 ml de agua a temperatura ambiente (Yo he usado los 120 ml)

Semillas de amapola, comino, orégano, pimentón, sal en escamas (cualquier otra que os guste)


PREPARACIÓN:

En un cuenco, mezcla la harina, la sal, la levadura, la miel, el aceite y el agua necesaria para ligar todos los ingredientes y formar una bola. Dependiendo de la harina puede que no haga falta usar los 120 ml de agua, yo si la he puesto toda.

Echa un poquito de harína sobre la superficie de trabajo, por la masa encima y amasa unos 10 minutos hasta que la mezcla quede homogénea. La masa debe superar la prueba de la membrana, esto es que cojamos un trocito de masa y los estiremos hasta que quede como una membrana transparente y no se rompa, amasamos hasta conseguir este punto,  la masa ha de ser lisa al tacto, no pegajosa, y ligeramente elástica. 
Engrasa ligeramente un cuenco con aceite y pasa la masa al cuenco, haciéndola rodar para que se impregne bien. Tapa el cuenco con film de cocina.

Deja fermentar a temperatura ambiente durante 90 minutos, o hasta que la masa doble su tamaño. Ahora unta la superficie de trabajo con un poquito de aceite y vuelca encima la masa. Presiónala con la mano hasta formar un cuadrado y espolvoréala ligeramente con harina. Pásale rodillo hasta conseguir una masa fina como el papel. Levanta la masa de la encimera y airéala un poco. Luego devuélvela a su sitio. Tápala con un trapo o un film de cocina y déjala reposar 5 minutos. Cubre una bandeja con papel de horno. Levanta la masa y colócala en la bandeja de horno. Si sobresale recorta.


Precalienta el horno a 175º y pon la rejilla en posición intermedia. Rocía la masa con agua y echa las semillas o especias por encima a tu gusto. Ten cuidado con las especias;  con poca cantidad basta. Con un cortador de pizzas corta la masa en rombos o rectángulos.

Hornear 15 o 20 minutos, o hasta que la masa se empiece a dorar por la parte superior (el tiempo dependerá de lo fina y regular que sea la masa).

Cuando tengas la masa cocida, retira la bandeja de horno y deja enfriar el pan unos 10 minutos sin sacarlo de la bandeja.

Y listo para comer, están de vicio.

FELIZ SEMANA

martes, 15 de enero de 2013

TARTA FLORAL


Ayer por la tarde fui a un taller de fondant, y estuve haciendo esto:


Me vino la inspiración floral, y la  tarde fría de invierno se convirtió en una tarde dulce,  amasando fondant, pringándome de azúcar y colores. Me lo pase muy bien y al final salió esta mini tarta  con predominio del rosa, la verdad es que os lo aconsejo, disfrutas como un niño con las manos en la masa y te evades por completo de todo.


Y aunque confieso que yo soy más de dulces tradicionales, también he de deciros que no será la última tarta de este tipo que haga porque el resultado final es tan bonito…. Que da pena comérsela.


Espero que os guste.

domingo, 13 de enero de 2013

ENROLLADOS


Se me ocurrió hacer una versión moderna de los pepitos, AQUI tenéis la receta tradicional, utilizando una rebanada de pan de molde en forma de canutillo.

El resultado del invento es este:


La verdad es que están muy  ricos y quedan más ligeros que con pan de barra, son perfectos para preparar una cena fría junto a unas ensaladas y otras cosas de picar, o para una excursión, para los almuerzos o meriendas, en cualquier momento.

INGREDIENTES para 6 enrollados:

6 rebanadas de pan de molde

1 lata de sofrito El guiso o pìsto casero

2 huevos cocidos

1 lata de atún

2 huevos batidos

Sal

Aceite de oliva para freír


PREPARACIÓN:

Con un rodillo estiramos las rebanadas de pan dejándolas lo más finas posibles.

En un cuenco mezclamos el sofrito El Guiso o el pisto, la receta de pisto la tenéis AQUÍ, los dos huevos duros cortados a trocitos y el atún bien escurrido de aceite.

Cogemos una rebanada de pan y colocamos en el centro nuestro relleno, enrollamos el pan y dejamos el cierre en la parte inferior, en contacto con la superficie del banco. Repetimos esta operación con cada loncha de pan.

En un cuenco batimos los dos huevos con una pizca de sal. Pasamos los enrollados por huevo batido y freímos en una sartén con abundante aceite caliente. Sacamos sobre una fuente con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

Podemos tomar frio o caliente.

domingo, 6 de enero de 2013

ROSCÓN DE REYES


Aunque tengo publicada ya receta de roscón de reyes, la del año pasado, podéis verla AQUÍ, os muestro el de este año, que por cierto  me ha gustado más que el del 2012.

Esta receta lleva menos levadura,  la masa  resulta un poco más difícil de trabajar, es un poco más blanda  y pegajosa, pero el resultado final es un Roscón muy esponjoso y con un sabor delicioso a naranja.

He utilizado la receta de Ibán Yarza del blog ¿Te quedas a cenar?, un maestro del pan y las masas.


INGREDIENTES para un roscón grande:

Para la masa madre:

90 g de harina de fuerza

50 g de leche

2 g de levadura fresca

Para el roscón:

100 g de leche

La piel rallada de una naranja

2 ramitas de canela

10 g de agua de azahar

10 g de Cointreau

350 g de harina de fuerza

70 g de azúcar

15 g de levadura fresca

2 huevos + 1 para pintar

60 g de mantequilla

1 pizca de sal


Para decorar:

Cerezas en almibar

Almendras laminadas Dr Oetker

Almendras picada Dr Oetker

Bolitas de chocolate Dr Oetker

Azúcar humedecido

PREPARACIÓN:

PREPARACIÓN DE LA MASA MADRE:

En un cuenco mezclar los tres ingredientes y formar una bola. Tapar con film y dejar reposar 3 horas.

Si la hace de un día para otro, deja la masa 30 minutos fuera y luego métela toda la noche a la nevera.


PREPARACIÓN DEL ROSCÓN:

En un cazo, pon la mitad de la piel de naranja rallada, los palitos de canela, la leche y lleva a ebullición.Cuando empiece a hervir apaga el fuego y deja infusionar 5 minutos, tapado.

Cuela la leche, ponla en una jarrita medidora e incorpora el licor y el agua de azahar hasta que tengas 120 ml de líquido.

En un recipiente amplio, mezcla la harina con la levadura, añade la masa madre desmenuzada, una pizca de sal, el resto de ralladura de naranja, los huevos, el azúcar y la leche. Mezcla todos los ingredientes y amasa unos minutos.  Alterna el amasado con tiempos de reposo hasta que consigas una masa lisa y menos pegajosa.

Añade la mantequilla a la masa y repite el proceso de amasado y reposo hasta tener una masa lisa y brillante, que no se pegue a las manos. Si tienes panificadora o máquina amasadora puedes hacer este proceso con ellas.


Haz una bola, tápala y deja reposar durante 1 hora u hora y media, hasta que haya doblado su volumen.

Masajea suavemente la masa, déjala reposar 10 minutos y forma el roscón, haciendo un agujero en el medio y estirando la masa. Pon el roscón en la bandeja del horno, forrada con papel vegetal. Si quieres, ahora es el momento de introducir la sorpresa en el roscón, engrasa un aro de emplatar con mantequilla y colócalo en el agujero del roscón.

Pinta el roscón con el huevo batido y deja reposar 45-60 minutos, hasta que haya doblado su volumen.

Vuelve a pintar el roscón con huevo y decora al gusto.

Hornea durante 20-25 minutos a 200º. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Espero que los reyes hayan sido generosos.

BUENA SEMANA

viernes, 4 de enero de 2013

ESPIRALES DE MEMBRILLO


Vamos volviendo a la normalidad en lo que a comidas se refiere, sólo nos queda el día de Reyes,  y  la verdad es que yo lo estoy deseando,  mis arterias seguramente también y mis pantalones ni te cuento porque cada vez me cuesta más subirme  la cremallera.  De momento el peso y yo estaremos reñidos, no quiero ni acercarme para que no me dé un gran disgusto.

Pero las cambios hay que hacerlos poco a poco, no pasar de zamparte media paletilla de cordero a comerte una ensalada, y de los dulces pues lo mismo, poco a poco para no entrar en  síndrome de abstinencia por falta de azúcar en vena.

Así que os traigo estos pequeños pastelitos que no son muy dulces ya que únicamente llevan en su interior membrillo, podríamos hasta darles un uso salado, utilizándolos a modo de base para hacer unos canapés sobre los que poner foie, queso brie o queso de cabra, muy ricos, he hecho la prueba y puedo afirmarlo.


Otro minipunto a su favor es que son fáciles y rápidos de hacer, además quedan muy majetes y vistosos.

Vayamos con la receta.


INGREDIENTES:

1 plancha de hojaldre

Dulce de membrillo

1 huevo batido


PREPARACIÓN

El membrillo es casero. Siempre reservo una cantidad que dejo a punto de mermelada espesa y envaso,  el resto lo dejo hasta que adquiera la consistencia de dulce de membrillo. Receta de membrillo AQUI.

Para hacer estos pastelitos he utilizado  mermelada de membrillo casera pero podéis  usar dulce de membrillo, lo chafáis un poco con un tenedor para poder colocarlo por encima de la plancha de hojaldre.


El montaje sería el siguiente:

Extender la plancha de hojaldre y cubrir con una generosa capa de membrillo. Enrollar a lo largo, por la parte más larga hasta formar un cilindro apretando bien. Cortar rodajas de un dedo y medio aproximadamente, colocar sobre una placa de horno cubierta con papel de horno y pintar con huevo batido.

Meter al horno previamente calentado a 190º-200º durante unos 15 minutos o hasta que estén doraditos.

Dejar enfriar y el resto vosotros mismos.

BUEN FIN DE SEMANA