sábado, 9 de enero de 2010

ROSQUILLAS DE LECHE

Hoy ha nevado en Chiva, ¡si nieve!. Esta mañana cuando sali de casa para ir a trabajar,  caia agua nieve,  pero como iba subiendo por la nacional dirección Madrid con destino  Chiva, la lluvia se iba transformando en nieve, ha sido un espectaculo precioso. Por desgracia en el pueblo no ha cuajado, las montañas sin embargo se veian nevadas y los coches de la calle tenian todos una capa de nieve. Se que para los que teneis nieve de normal en vuestras ciudades, esto os resultara un poco ridiculo pero es que por Valencia no estamos acostumbrados a ver nieve y lo de hoy ha sido todo un acontecimiento, sobre todo para los niños. El día ha sido gelido y el trabajo ha resultado duro, os cuento todo esto del frio porque hoy de los hogares asomaban olores a cocina de cuchara, olores ricos, olores reconfortantes, a pucheros, a sopas y a guisos reponedores.  ¡Que bien sientan unas lentejas, unas sopas con estos frios! Y sigue haciendo frio, que invita a quedarse en casa, a preparar delicias en la cocina, a quien le guste como es mi caso. He pensado que la receta de hoy tiene que ser dulce y muy tradicional, de las de pueblo, de cocina casera, que son las que más me gustan a mi. Ademas va por Esther que me la pidio y estaba pendiente. La receta es de uno de mis libros preferidos, de mis pequeños tesoros, de los que como diria la Esteban: "yo por mi libro mato". Os animo a que probeis estas deliciosas rosquillas, de sencilla elaboración y resultado espectacular, con todos ustedes ROSQUILLAS DE LECHE DE DOÑA JULIA, extraido del libro "Los dulces del convento"

INGREDIENTES:

- 8 Huevos
- 500 ml. de leche
- 800 gr. de azúcar
- 300 ml. de aceite de oliva virgen
- 2 k. de harina (o la que admita)
- 16 cucharadas de aguardiente
- La raspadura de 1 limón
- 8 papelillos de gaseosa
- 1 sobre de levadura
- Aceite de semilla para freir

Para el almibar:

- 500 ml. agua
- 500 ml. agua
- 100 gr. de azúcar
- 1 cucharadita de canela pura molina

ELABORACIÓN:

Se baten los huevos, la leche, el azúcar, el aceite de oliva virgen, el aguardiente y la raspadura de limón en un bol.
Por otro lado se mezclan bien la harina, las gaseosas y la levadura, y se añade a continuación al batido obtenido anteriormente.
Una vez acabada la mezcla, se deja que la masa repose una hora a tempuratura ambiente.
Para poder manejar bien la masa cuando vayamos a hacer las rosquillas, el truco es regar la masa con un buen chorro de aceite y untarse las manos con aceite, asi evitaremos que se nos pegue la masa a las manos.
Cogeremos pequeñas porciones de unos 25-30 gramos de masa, haremos una bola con cada porción , con mucho cuidado para que no se rompa la masa, haremos con los dedos un agujero grande en el centro para que al freir no se cierren.
Pondremos el aceite en una santen antiadherente y se calienta. El aceite para freirlas debe estar en su punto. Ni muy caliente, ni frio. El aceite debe atacar pero no destruir ni quemar la rosquilla.
Se ponen las roquillas en el aceite, que debe cubrirlas por completo, y se sacan cuando cojan un ligero color dorado.
Una vez fritas todas las rosquillas, se dejan escurrir pero sin que lleguen a enfriar. Antes de que esto ocurra, hay que bañarlas en almíbar.


El baño
Se mezcla el azúcar y la canela y se disuelven muy bien en el agua fria. se pone la mezcla a calentar en un cazo grande y antes de que empiece a hervir, se apaga el fuego.
Ir bañando las rosquillas y ponerlas a escurrir en una rejillas-
Y listas para comer, no podras comerte solo una, te lo aseguro, son un vicio.

ROSQUILLAS DE LECHE DE DOÑA JULIA


"JE AIME A LA FOLIE LA CUISINE". Realmente es linda esta frase "Me gusta con locura la cocina", a la folie...

Mañana intentare hacer una nueva entrada de galletas decoradas. Estas son muy especiales porque han participado en su realización mis dos hijas, Marta y Silvia, hemos disfrutado mucho haciendolas. Silvia se encargo de la masa, -esta niña apunta maneras., y Marta se apunto a la glasa y la decoración, -con mucho arte para ser la primera vez y no es pasión de madre-, son la segunda hornada de  galletas. Estas me han salido un poquito mas finas pero estan ricas. Estaré unos días sin publicar en el blog porque tengo que estudiar, no dispongo de mucho tiempo entre el trabajo, la casa y mis clases, ademas durante estas fiestas pasadas se me ha acumulado un poco los trabajos de clase, ademas me encuentro muy cansada ultimamente, aunque la verdad es que el Blog me tiene enganchada y disfruto mucho con el.
Este fin de semana animaros a hacer rosquillas, con la cantidad de ingredientes de esta receta salen muchas rosquillas, yo la primera vez hice la mitad de cantidad y salio una bandeja hermosa.
¡A POR LAS ROSQUILLAS!

3 comentarios:

  1. Que buenas!! ¿Dónde se compran los papelillos de gaseosa?? No lo había oído nunca.
    Un beso
    Rosa

    ResponderEliminar
  2. Hola Rosa, los papelillos de gaseosa los puedes encontrar en los supermercados o hipermercados. Yo los suelo comprar en Alcampo porque en Mercadona ya no venden, no creo que te resulte complicado encontrarlos en cualquier hiper. Si te gustan las rosquillas puedo decirte que estas son muy ricas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola, amiga Mari, en las cantidades del almibar, por qué pones dos veces 500 ml. de agua? muchas gracias

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen que este blog crezca día a día, gracias por leerme y visitar mi cocina, espero que te guste el menú y que vuelvas pronto.