jueves, 25 de marzo de 2010

CARNE DE HUEVO


¡Como pasa el tiempo!. Parece que fue ayer cuando nació Silvia. Silvia es la peque de la casa, una peque que ya tiene 15 años. Pero es la peque, aunque se encuentre en plena adolescencia con lo que eso conlleva, ¡que os voy a contar a los que tenéis adolescentes en casa!, para mi es todavía una niña aunque ella se enfade. El nombre de esta receta se lo debemos a ella, así es como lo bautizo, y aunque ya ha pasado bastante tiempo desde aquello este lomo relleno siempre será, hoy y mañana CARNE DE HUEVO.

Esta es la historia:

- ¿Silvia, te hago una tortilla?

- Yo no quiero totilla no me guta el vuevo

- Tienes que comer de todo ¿te la hago de jamón york?

- No, no quiero totilla. Yo quiero chichi y patatas

- Silvia tienes que comer huevos, y ¿si la mami le pone el huevo dentro de la chichi?

- Vale mami.

Lo siguiente podéis imaginarlo, aquí la menda lironda, pensando a ver cómo le metía el huevo a la chichi. Y después de investigar y pensar en algo que la niña pudiera masticar, que fuese apropiado a su edad y que se viera el huevo, porque ella quería ver un huevo dentro de la carne, pues así fue como se hizo este lomo relleno.

La primera vez que lo vio lo bautizo como CARNE DE HUEVO y le encanto, paso a ser uno de sus platos favoritos, de hecho hoy lo sigue siendo.

Ayer le recordaba estás batallitas, en un ataque de añoranza de esos que nos entran a las madres, y podéis imaginar ¿no? ¡Mama por favor, déjame, que pesada!



CARNE DE HUEVO ( Lomo relleno)



INGREDIENTES:

Un trozo de lomo de caña, 600 gr de la parte más fea, resulta más jugoso

3 huevos cocidos

6 lonchas de bacón

1 cebolla

2 cucharadas soperas de margarina y 2 de aceite de oliva virgen

125 cl. de vino blanco

125 cl. de agua

Sal



PREPARACIÓN:

Abrimos el lomo como un libro.

Cortamos los huevos en rodajas.

Ponemos una primera capa de huevo, encima cubrimos con 2 lonchas de bacón.

Repetimos la operación huevo, bacón.

Cerramos el lomo y lo atamos. Salamos.

Lo ponemos en una fuente refractaria con el aceite y margarina y doramos en el horno, 200 C

Una vez dorado y sellado añadimos la cebolla cortada en 4 trozos y las dos lonchas de bacón.

Añadiremos el vino y el agua.

Lo tendremos en el horno unos 40 minutos dándole vueltas para que se haga por todos lados.

Así queda

Dejaremos enfriar de un día para otro en el frigo.



Cortar en lonchas finas.


Hay que dejarlo que enfrié de lo contrario no se corta bien y se rompe.


Podemos tomarlo frio como un fiambre, acompañado de una ensalada o verduras.


También podemos tomarlo en caliente con la salsa que ha queda en la fuente.

En este caso pasaremos a desglasar. Añadiremos un poco de agua a la fuente e iremos separando la grasa y jugos que han quedado en ella, pasaremos por la batidora y nos quedara una deliciosa sala, con sabor a cebolla y bacón.

16 comentarios:

  1. Hay que ver lo que hacemos las madres con tal de que nuestros hijos coman de todo.
    Me ha gustado tu receta de carne de huevo.
    Bsitos

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué idea tan buena!, tiene que estar riquísimo, la próxima vez que rellene un lomo le voy a incluir el huevo,....lo que hay que pensar para que aprendan a comer de todo....verdad....que te voy a contar, mis hijos todavía están en que quieren chichi....
    Bueno te mando un besote

    ResponderEliminar
  3. Hola Sacri, vaya que si, lo que haga falta para que nos coman los enanos, lo que haga falta se hace.
    Un beso

    Pilar y Mayte, esta muy rico y se hace en nada, lo unico más entretenido es el rellenarlo, pero luego todo se hace solo en el horno.
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Hola Mari, encantada de conocerte, yo tampoco sabia de tu blog, gracias por la visita.
    Me encanta la historia de esta carne de huevo, mi peque solo tiene 7 años, miedo me da que llegue a la edad de tu hija... paciencia...

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola Laura, lo mismo te digo, aqui tienes tu casa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. MUy buenos estos arrollados,te quedo de lujo!

    ResponderEliminar
  7. Te entiendo perfecto en lo de la añoranza como en la adolescencia mi niño que digo niño muchacho tiene 15 años ahora y pasa lo mismo.
    Esa carne de huevo como para que no le gustara se ve mmmmmm. extraordinaria.anotada.
    mil besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Silvia, esta muy bueno, se puede tomar perfectamente como un fiambre.
    Un beso

    Chus, que cosas, asi que tu también tienes un adolescente en casa, pues que te voy a contar.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Y tan contenta que se lo habrá comido porque con esa pintaza a cualquiera no le gusta el huevo!!! Te ha quedado fantástica la receta.
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Gracias por pasarte por mi blog y por el comentario, Me alegra que te haya gustado, aqui me quedo conociendo el tuyo, por cierto esta receta se parece a lo que aca se le llama Matambre, es muy rico :) Tmb te sigo, Un Saludo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Cristina, se lo sigue comiendo, vaya.
    Un besito

    Hola Oscar, si he visto el Matahambre y viene a ser algo parecido
    Saluditos

    ResponderEliminar
  12. jjja muy bueno! tiene huevos....jjje. La receta seguro que estaá bien rica.
    Bexinos

    ResponderEliminar
  13. Hola Fely, ya ves lo que hacemos con los huevos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. jajajaj!, qué bueno, Mari... desde luego lo que hacemos las madres para que nuestros niños coman de todo, eh?.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Hola Nati, por los hijos lo hacemos todo, todo
    Un beso

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen que este blog crezca día a día, gracias por leerme y visitar mi cocina, espero que te guste el menú y que vuelvas pronto.