jueves, 4 de marzo de 2010

CAZUELITA DE CODORNICES CON ALCACHOFAS



¡Me encantan los platos elaborados en cazuela de barro! La cazuela de barro es uno de los recipientes empleados como vajilla más antiguos que se conocen, se elabora a base de barro alfarero. Es considerado como uno de los precursores del plato y hoy en día se emplea bien para dar un aspecto 'estético' (rústico) a un plato tradicional o para ser servido directamente a la mesa ya que preserva el calor.

Se aconseja al comprar una cazuela de barro que se sumerja en agua fría durante toda una noche antes de ser utilizada.

Bueno y después de esta pequeña introducción sobre los origenes y cualidades de la cazuela de barro, os cuento porque me gusta cocinar esta receta en este tipo de recipiente. La razón es que al ser un material que mantiene el calor durante un tiempo considerado, podemos apagar el fuego un tiempo antes y con la temperatura que retiene la cazuela el plato se termina de hacer, además las salsas siempre quedan más ligadas y los alimentos tienen otro sabor.

Estas codornices resultan muy sabrosas, podemos presentar la cazuela directamente en la mesa o directamente en el plato, a mí personalmente me gusta sacar la cazuela de barro.


INGREDIENTES para 2 pax.:

- 2 Codornices

- ½ puerro (la parte verde)

- 1 diente de ajo

- Perejil

- 2 alcachofas

- Aceite de oliva virgen

- Sal

- Pimienta

- Harina

- 1 copa de vino blanco

- 1 copa de agua

- 1 cucharada de vinagre de Módena

ELABORACIÓN:

Cogeremos las codornices y repasaremos, quitando cualquier plumita que puedan llevar. Cortaremos por la mitad. Salpimentar y pasar por harina, sacudiendo para que suelten el exceso de esta.

Pondremos en una sartén aceite de oliva virgen y cuando esté caliente freiremos en el las codornices hasta que tomen color doradito. Retiramos y ponemos en una cazuela de barro.

Picaremos finamente el puerro y pochamos en el aceite de freír las codornices, cuando este blandito retiraremos y echaremos sobre las codornices.

Ponemos la cazuela a fuego lento y cubrimos con el agua y el vino.

Majaremos mientras en un mortero el diente de ajo con el perejil y añadiremos a la cazuela.

Lo tendremos cociendo unos 15 minutos.


Mientras limpiamos las alcachofas y cortamos en cuatro trozos cada una. Pasamos por harina y freímos en el aceite anterior

Añadimos las alcachofas y cocemos 5 minutos más. Retirar del fuego y servir en la mesa.



1 comentario:

  1. Madre mia que maravilla de cazuelita!! Creo que me la comería entera. Fantástica receta.
    Un besiño.

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen que este blog crezca día a día, gracias por leerme y visitar mi cocina, espero que te guste el menú y que vuelvas pronto.