viernes, 24 de febrero de 2012

BIZCOCHO DE CLARAS Y MANDARINAS

A estas alturas a nadie le cabra la menor duda de lo que me gusta un dulce, un bizcocho, una magdalena, unas galletas… podría seguir pero me faltaría página.

Cuando pruebas los dulces caseros es complicado volver a comprar un bizcocho o magdalena industrial, encontrar la esponjosidad y el sabor casero en ellos es difícil, y la verdad es que tampoco hacerlos requieren un esfuerzo tan grande para el resultado tan bueno que se obtiene.


Habrá gente que diga que no tiene tiempo, y me lo creo, yo tampoco tengo apenas pero es como todo en la vida, querer es poder.

Yo tuve mi etapa negra, a olvidar, con la magdalenas, me salían autenticas piezas de hormigón y en el mejor de los casos pisapapeles, pero  como buena valenciana con raíces aragonesas, R q R, perseverando, llegaba a hacer hasta dos hornadas una misma tarde, a pasarme largo tiempo mirando el horno para ver si aquello subía, y NO subía.

Mis hijas me decían: “las magdalenas no son lo tuyo” con cierta sorna y cachondeo la verdad, y a mi aquello todavía me hacia persistir mas en el intento.

Finalmente para mi alegría y satisfacción, resulto ser que el problema no era yo si no el horno, el pobre se caía a pedacitos y no podía con las magdalenas ni con casi nada, el día que me compre un horno nuevo fue casi como el clímax, un orgasmo gastronómico, si si.

Como podréis imaginar, lo primero que hice para inaugurarlo fueron unas magdalenas, tenía yo mi espinita clavada y me pase los 25-30 minutos que llevo hacerlas, mirando el horno como el que mira la televisión, sin parpadear, si si soy así de friky .

Y resulto que las magdalenas subieron, que digo tocaron el Everest, me hicieron un copete de un par de c…., un copete, dios mío, que maravilla y yo gritando como  una loca, realmente fue un espectáculo, el que yo di claro.

Y después de contaros esta batallita, que no es ni más ni menos que para animaros a hacer vuestros dulces, porque no cuesta tanto y están muy ricos, pero sobre todo para que sepáis que nadie nace enseñao y el que no se ha equivocado nunca, lo hará en algún momento, os quiero dar esta receta para preparar un bizcocho muy esponjoso y con un agradable aroma a mandarina, que es fruta de temporada y hay que aprovecharla, que se acaba pero que igualmente podéis hacerlo con naranja.


De paso he podido estrenar este molde que me compre no hace mucho y que me ha dado muy buen resultado.

INGREDIENTES:

9 claras (un bote de claras de Mercadona)

1 pizca de sal

230 g de harina

1 sobre de levadura royal (16 g)

120 ml de aceite de oliva suave

150 g de zumo de mandarinas (o naranja)

180 g de azúcar

Azúcar glas para decorar


PREPARACIÓN:

Montar las claras con la pizca de sal a punto firme.

Añadir poco a poco el aceite y mezclar, después el zumo de mandarina.

A continuación  el azúcar, y poco a poco la harina tamizada con la levadura, este último paso lo haremos lentamente y con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba, hasta conseguir integrar por completo y conseguir una mezcla homogénea, no excedernos en el mezclado, lo justo para incorporar la harina.

Engrasar un molde, yo utilizo un spray para moldes que me funciona muy bien pero podéis usar mantequilla y un poco de harina.


Introducimos en el horno que tendremos a 180º y horneamos a esta temperatura durante 30 minutos, después bajamos a 175º y dejamos 15 minutos más.

Dejar enfriar y desmoldar, espolvorear de abundante azúcar glas.

BUEN FINDE A TOD@S!!

38 comentarios:

  1. Pues mira, lo mismo lo hago con limones y a pequeña escala, porque tengo claras y limones y mucha gula. Mientras el horno aguante. Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Este tipo de bizcocho me encanta por la suavidad que tiene! Sólo he hecho un par, pero con el zumo de naranja lo tengo que probar...
    Realmente, después de probar los dulces caseros (como bien dices) no hay marcha atrás.

    ResponderEliminar
  3. Te quedó estupendo :) me llevaba ahora mismo ese corte besos
    http://recetasde2.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Te imagino mirando la tele, ah no, el horno y me parto jajajjajaj
    Riquísimo este bizcocho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Qué buen corte, el molde está chulísimo. Besos

    ResponderEliminar
  6. Muy rico, bien presentado. El único problema que le c¡veo es que engorda:-)
    Bss y buen finde

    ResponderEliminar
  7. Te creerás que eres la única en mirar el horno como si fuera la tele ja,ja ni te cuento mi historia con los macarons de los coj..es, aysss, de friki nada guapa, sensata y constante. Te ha quedado un bizcocho de los de invitarse a tomar el café , un beso.

    ResponderEliminar
  8. ¿que te gustan los dulces? nooooooo jajaja`pero tu sigue asi por que me encanta todo lo que pones y no habia visto las magdalenas socorro, que me han dejado a mi pidiendo eso ¡socorro!

    un besote mari

    ResponderEliminar
  9. Que rico se ve y esponjoso :), muy buena receta , me la guardo , ademas nunca hice un bizcocho sabor mandarina debe ser una delicia, lo probare ! un beso

    ResponderEliminar
  10. tiene una pinta estupenda! sin duda tiene que estar muy muy rico! por cierto tienes toda la razón con el tema de los hornos, se necesita un buen horno para conseguir buenos resultados!
    besos

    ResponderEliminar
  11. Al ver la foto pensé que los bultitos eran las mandarinas!

    ResponderEliminar
  12. Como me he reído con la historia de tu horno, Mari!!! Podías seguir tu lucha con las magdalenas que acabarías perdiendo, jeje. El bizcocho se ve muy esponjoso y sin duda tiene que estar bien rico. Déjame un poquito para desayunar mañana!!! Besiños, buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. Jajajajaj Magdalenas de hormigón, qué risa!!
    No hay nada mejor que insistir para triunfar en nuestra misión pero... con todo el pan que tú haces no te funciona el horno alma de cántaro!!???
    Y ahora cuál te has comprado?? Porque yo quiero pasarme a uno de esos con vapor y esas cosas (ay, son tan caros....). El bizcocho es una pasada eh!
    Besotes

    ResponderEliminar
  14. É VERDADE NÃO HA NADA MELHOR QUE UM DOCE FEITO POR NÓS.
    ESSE BOLO FICOU FANTÁSTICO E BEM ESPONJOSO.
    UMA FATIA E UM CAFÉ ERA PERFEITO.
    BOM FIM DE SEMANA BESOS

    ResponderEliminar
  15. Si señor, él que se lo propone gana, no hay como proponerse algo, en cuanto al bizcocho lo voy a probar, me ha gustado eso de que no lleve yemas. Un beso

    ResponderEliminar
  16. Qué pinta tiene! Tan esponjosito! Y de mandarina, tiene que estar rico rico :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Esto de las magdalenas es muy raro. Seguro que en parte era el horno pero seguro que también tú no las animabas lo suficiente. Ja ja ja, te digo esto porque durante varios años tuve las magdalenas atravesadas porque me quedaban fatal, no comestibles... sin embargo los bizcochos subían de maravilla. El horno no lo he cambiado y desde hace un año más o menos, las magdalenas empezaron a subir como por arte de magia. Yo creo que las brujas existen y me han quitado el gafe de las magdalenas.
    El bizcocho te ha quedado buenísimo y el molde me encanta.
    Besitos
    rosa

    ResponderEliminar
  18. Menuda pinta tiene este bizcochito. Yo acabo de sacar una hornada de magdalenas, !que bien huele la casa!,jajaj. Un besete

    ResponderEliminar
  19. Que bizcochito tan suave se ve.

    Saludos

    ResponderEliminar
  20. que rico el bizcochito,seguro que esta de muerte¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  21. A mi me pasa como a ti, donde este lo casero... no se pone nada, y es tan poquito el esfuerzo que hay que hacer ¿verdad?
    Este bizcochito se ve muy tierno y espongoso, se ve delicioso.
    Un besote

    ResponderEliminar
  22. Vaya pinta que tiene, te ha quedado muy esponjoso. Ahora mismo me vendría muy bien un trocito para desañunar.
    Gracias por hacerte seguidora nuestra. Nosotros ya lo somos ahora también y además te hemos añadido en los blogs que seguimos.

    ResponderEliminar
  23. Sin duda el pasado es el pasado, ahora te salen divinas! muchas veces los hornos nos dan buenos disgustos! Un beso guapa

    ResponderEliminar
  24. Bueno Mari, esto muchas calorias no tiene, asi que, se puede comer para la operación bikini, ejejje, besitos. ani-chocolat

    ResponderEliminar
  25. Jeje, qué gracia tu historia con las madalenas! Menos mal que descubriste que era el horno el culpable! Yo también soy de las que prefiere un dulce casero a uno industrial. Aunque a veces se me va la mano, aquí en Suiza hay unas panaderías y pastelerías tan tentadoras!!!

    ResponderEliminar
  26. Te ha quedado genial, vamos que tomo nota ahora mismo, el molde tiene que ser muy chulo besos

    ResponderEliminar
  27. Yo también he peleado mucho con las magdalenas, ja, ja, ja. Buena presencia y debe estar exquisito el bizcocho.

    ResponderEliminar
  28. Que bueno,me venia bien para mañana desayunar.besinos

    ResponderEliminar
  29. Ya lo creo que querer es poder. No siempre salen bien las cosas a la primera, si no que hay que terquear con ellas y asi llega la satisfaccion, eso me ocurre a mi muchas veces. Me llevo este bizcocho de claras que deve estar delecioso y la forma me encanta, besos

    ResponderEliminar
  30. ideal para acompañar un cafecillo...bess

    ResponderEliminar
  31. Que ricos están estos pasteles, son tan etéreos....y además con ese gustito a mandarina, es ideal! un besito

    ResponderEliminar
  32. ¡Qué riquísimo se ve! tan esponjoso y con sabor mandarina hmmm...

    Besos,

    ResponderEliminar
  33. Esta entrada ha arrancado mi sonrisa y es que las que tenemos raíces aragonesas cuando se nos mete algo en la mollera no paramos, verdad? Jajaja, a ver quien puede más unas magdalenas o tú.
    El bizcocho te ha quedado muy bonito y por supuesto rico con sabor cítrico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Jeje, me ha gustado mucho esta entrada. Qué alegría da estrenar un electrodoméstico eh? Mi horno va de fábula, lo tengo 4 años, lo que pasa es que lo tengo destrozado, lo uso muchísimo. El bizcocho una pasada, lo hago seguro. Besos

    ResponderEliminar
  35. Hola!me ha encantado tu blog, que buenas recetas. He descubierto esta página www.cazarecetas.com, donde puedes subir tus recetas, promocionar tu blog y ganar un dinerillo con ellas. Echale un ojo a ver si te interesa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen que este blog crezca día a día, gracias por leerme y visitar mi cocina, espero que te guste el menú y que vuelvas pronto.