lunes, 3 de junio de 2013

BOLLOS HOJALDRADOS DE MANTEQUILLA (DAN LEPARD)

Si os gustan las masas de pan laminado, tipo croissant (cruasán para entendernos), estos panecillos os encantaran. Para hacerlos no es necesario tener grandes conocimientos de panadería, pero eso si, tampoco prisas, ya que es  una  masa de fermentación lenta,  que deberemos dejar en el frigorífico de un día para otro. 


Las masas de pan laminadas con mantequilla son muy comunes en las  panaderías del norte de Europa. La mantequilla puede ralentizar el proceso de fermentación, y laminarla en lugar de incorporarla amasando es una manera de enriquecer la masa sin perder velocidad. Esto evita que la grasa impregne las partículas de harina e impida así que la levadura consuma los azúcares que usa para fermentar. Es una masa lenta, elaborada en dos días, lo que hace que la harina se ablande y produzca una miga tierna. El primer día se amasa ligeramente y se guarda en la nevera hasta el día siguiente. El segundo día la mantequilla se lamina con la masa y se forman las piezas para fermentarlas y hornearlas.
Fuente: hecho a mano (Dan Lepard)

INGREDIENTES:

500 g de harina de fuerza

1 ½ cucharadita de sal marina fina

275 ml de leche a 20º

2 cucharaditas de levadura fresca y desmenuzada

175 g de mantequilla


PREPARACIÓN:

Mezcla en un bol la harina y la sal. En una jarra, disuelve la levadura en la leche. Mezcla este líquido con la harina hasta conseguir una masa firme, tápala y deja reposar 10 minutos.

Unta la bancada con un poco de aceite y amasa 10 segundos, terminando la masa en forma de bola. Unta el bol con un poco de aceite y mete dentro la masa, deja reposar 10 minutos tapada. Amasa de nuevo, dale forma de bola, vuelve a ponerla en el bol, tápala con papel film y mete a la nevera hasta el día siguiente.

Yo suelo hacer este tipo de pan el viernes por la tarde para terminarlo el sábado.

Al día siguiente, saca la masa de la nevera y déjala cubierta a temperatura ambiente durante 1 hora para que no esté tan fría. Saca la mantequilla y deja también que se ablande hasta llegar a la consistencia de la masa. Espolvorea un poco de harina sobre la mesa y estira la masa con un rodillo hasta conseguir un rectángulo de 1 cm de grosor. Corta la mantequilla en láminas y distribúyelas sobre dos tercios de la masa. Pliega el tercio que queda hasta que haya cubierto la mitad de la parte con mantequilla, y haz un último pliegue para cubrir lo anterior. La mantequilla tendría que quedar atrapada dentro de los pliegues de masa. Vigila que la masa esté ligeramente enharinada por ambos lados y estírala con el rodillo hasta que tenga otra vez 1 cm de grosor. Repite el plegado anterior y déjala tapada en un sitio fresco durante 1 hora.

Estira de nuevo la masa, pero esta vez pliégala en cuatro  partes. La forma de hacerlo es plegar los dos extremos hasta que se toquen en el centro, y luego plegarlo como un libro (esto se llama una vuelta doble). Tapa la masa y déjala que repose en un sitio fresco otra hora.

Para hacer los bollos, estira la masa sobre la mesa enharinada hasta conseguir un rectángulo de 1 cm de grosor. Corta círculos de masa de unos 10-12 cm de diámetro, yo he utilizado un aro de emplatar, y  pliega los bordes hacia el centro para conseguir forma redondeada, luego gíralos un poco sobre el banco para que tomen forma uniforme.


Colócalos con la parte lisa hacia arriba en una bandeja de horno forrada de papel de hornear. Tápalos con un paño y deja que fermenten durante 1 ½ en un sitio templado.

Precalienta el horno a 200º. Hornea los bollos en el centro del horno durante 25 minutos, o hasta que la corteza esté ligeramente crujiente y dorada. Deja que se enfríen en la bandeja.

Aunque os parezca una receta complicada, no lo es en absoluto pero requiere tiempo, el resultado final merece  la pena, están deliciosos con dulce o salado y se deshacen en la boca.

FELIZ SEMANA


39 comentarios:

  1. Tienen que estar divinos estos bollitos, qué saborazo con la mantequilla y la fermentación lenta. Besos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el comentario en el bloguico!!! es que haces unos panes demasiado ricos, amiga....
    Este me acaba de sorprender, me lo voy a llevar para hacerlo, aunque no se si me voy a hacer lío con el amasado, ya te contaré.
    Menuda pintaza que tiene!!!!

    ResponderEliminar
  3. Madre del amor hermoso que pintaaaa tienen esos panecillos ,seguro estan de revicio.
    Te han quedado divinisimoooos.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  4. Ya me lo imagino con chocolate! Y con jamón y queso. Buenísimos solos o acompañados. Un besiño.

    ResponderEliminar
  5. Hola mari tienen un pinta buenisima esta receta me la apunto, un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Que cosa mas rica¡¡¡¡ se ven deliciosos, con lo que me gustan las masas laminadas de seguro que me gustan, me los llevo, feliz semana
    besos

    ResponderEliminar
  7. Como deben de estar!!!!me encantan este tipo de bocados,me los anoto...Besets...

    ResponderEliminar
  8. se ven ricos ricos. me gusta la idea de la fermentacion lenta.
    saludos

    ResponderEliminar
  9. Que aspecto tan fabuloso tiene por dentro.

    SAludos

    ResponderEliminar
  10. estupendos tus bollos hojaldrados, que buenos,a ver si los hago que eso de un dia para otro no me importa, casi siempre cocino de noche (en casa)
    un beso.

    p.d. cuando le doy a comentario me lleva a una pagina de ganar dinero con inversiones, sabes algo de esto? ó se te han colado?

    ResponderEliminar
  11. Estos bollitos deben estar riquisimos Mari y encima hojaldrados..hummmm Como aprendo contigo guapa!!Besos

    ResponderEliminar
  12. Tienen una pinta buenisima!me imagino lo ricos que tienen que estar!.
    un besin!

    ResponderEliminar
  13. Achei a receita simples,ficaram uns lindos.
    O interior esta maravilhoso.
    Bjs

    ResponderEliminar
  14. Menuda pinta,el próximo fin de semana los hago para desayunar.Besos.

    ResponderEliminar
  15. No hay receta de pan de tu blog que no admire, Mary. Excelente resultado!

    ResponderEliminar
  16. Me encanta!!! Esta tengo q hacerla. Un beso

    ResponderEliminar
  17. Muy ricos me llevo un par de ellos besos

    ResponderEliminar
  18. Impresionantes Carmen, los tengo que hacer, qué delicia de pan!
    Un besito y feliz semana!

    ResponderEliminar
  19. Qué fotos, en el corte se ven estupendos, qué buenos para desayunar, gracias por esta receta porque no nos la podemos perder,

    besos

    ResponderEliminar
  20. Qué manera de empezar la mañana! Tienen un aspecto delicioso!
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. uuuauuuu que receta más rica y además failita !!!! tengo que hacerla, tengo que hacerla !!!!!!
    besitos

    ResponderEliminar
  22. Que bollos más apetecibles, tienen que estar estupendos!
    besos

    ResponderEliminar
  23. Tienen un aspecto delicioso, dan ganas de probarlos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Hummm Mariiii , que cosa más rica!!Tiene que haber un olorcito en tu casa que madre mia!!
    Me encantan este tipo de masas, son super naturales y siempre están super buenas.
    Yo estoy bien, super liada, pero hoy tenia que entrar a verte sí o sí guapísima!Con gente tan cielo como tú dá gusto.Te mando un beso gigante bonita!

    ResponderEliminar
  25. Qué bocado más rico, me imagino como deben estar... Besos.

    ResponderEliminar
  26. Un aspecto perfecto, merece la pena el trabajo.
    Me llevo un par de ellos!!

    ResponderEliminar
  27. Me encantan estas masas y trabajar con ellas, me guardo la receta que tienen que etar ricos ricos. Bss

    ResponderEliminar
  28. Te ha quedado una textura estupenda, qué corte más rico tienen, gracias por la receta guapa, besetssss

    ResponderEliminar
  29. Se me hace la boca agua, que pinta más rica.

    ResponderEliminar
  30. Una masa que me encanta, supongo que el resultado merece la pena porque se ve estupendo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Mari, se ve un bollo tierno y a la vez con una capita crujiente riquisima, muchas gracias por quedarte por mi blog, es un honor tenerte por mi cocina, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  32. este tipo de masas me encantan,vaya pintaza

    ResponderEliminar
  33. no se q paso con el comentario.q a mi me encantan estas masas y menuda pintaza tiene

    ResponderEliminar
  34. Que elaboración más rica!!!! ese interior se traspasa de la pantalla. Has triunfado, seguro!! Besoss,

    ResponderEliminar
  35. Por supuesto que me encantaran!!!!! tienen una pinta brutal :) petonets

    ResponderEliminar
  36. se ven deliciosos, a la porra mi dieta, jaja
    besos
    Silvia
    chup-chup-chup

    ResponderEliminar
  37. Elaborada pero merece la pena. Brutales para un desayuno relajado y sin prisas.
    Besos

    ResponderEliminar
  38. Mari: ¿yo no te dejé ayer un comentario??????' no sé, estaba segura de que estuve viendo las recetas y que me paré aquí, pero lo mismo se me olvido dar a publicar, es posible pues era ya muy tarde y lo mismo estaba ya dormida, jejeje. en fin: te decía que conozco los patés desde que mi hijo era pequeño y me he reído al leer que una de tus hijas se lo comía con el dedo, pues mi hijo hacia lo mismo, jejeje. que la receta de los buñuelos de bacalao es buenísima, a mi marido que le gusta tanto se los hago yo algunas veces, las suplicas de las monjas me han enamorado, seguro que son de esos dulces suaves, nada empalagosos y que cuando te comes una no puedes parar, jejeje. ahora esta receta, había oído hablar de esa técnica de amasado, incluso he visto vídeos pero la verdad es que no me terminaba de convencer hasta que he visto tus resultados, deliciosos y se ve que no es tan difícil como parece. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkk. besitos dulces amiga mía.

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen que este blog crezca día a día, gracias por leerme y visitar mi cocina, espero que te guste el menú y que vuelvas pronto.