martes, 8 de octubre de 2013

COSTILLAR AL VERMUT

Una forma de conseguir unas carnes asadas sabrosas y tiernas consiste en  introducirlas  antes de cocinarlas en un buen adobo.  Y la pregunta es: ¿qué es un adobo?, se que la mayoría lo sabréis pero por si hay alguien tiene dudas:

“Un adobo es un liquido o pasta que se utiliza para marinar alimentos antes de cocinarlos. Ayuda a ablandar la carne, el pescado y el marisco, reduce el tiempo de cocción, y hace que los alimentos estén más jugosos y suculentos”.


A mí me encanta adobar las carnes que van a ir al horno  durante unas  horas para que se impregnen del sabor de éste, hoy he preparado unos costillares de cerdo acompañados de unas patatas cortadas en gajos gordos y con su piel.

He utilizado vermut rojo de Bodegas VALDEPABLO, vermut elaborado siguiendo la fórmula tradicional desarrollada por la familia Pablo a principios del siglo XX,  con un intenso aroma a hierbas aromáticas con notas balsámicas y toques especiados. La historia del vermut se remonta al vinium hipocraticum. Este vinium Hipócrates, que estimulaba el apetito y alegraba el espíritu, fue conocido entre los romanos con el nombre de Arthemisa Absinthium y era un brebaje de hierbas tónicas aromáticas, principalmente Artemisa mezcladas con vino, siendo esta hierba la principal de los actuales vermuts.


Una vez presentado a este rico caldo,- confieso que mientras preparaba el adobo para las costillas me tome una copita y esta delicioso-, vayamos con la receta:

INGREDIENTES:

Para el adobo:

1 vaso de vermut Casa Valdepablo rojo

2 cucharadas soperas de salsa de soja

1 cucharada sopera de salsa Worcestershire

1 cucharadita de salsa Tabasco

1 diente de ajo picado

1 cucharada sopera de mostaza en grano

2 cucharaditas de pimentón dulce

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de pimienta

Un costillar de cerdo, o en mi caso 2 puntas de costillar carnoso

4 patatas medianas
 Fuente: “Adobos y rebozados” Love Food de Parragón

PREPARACIÓN:

Ponemos todos los ingredientes del adobo en un cuenco y mezclamos bien. Colocamos el costillar en una fuente no muy honda y que no sea metálica, esto es importante, podemos usar una de porcelana, cristal o barro, vertemos por encima de la carne el adobo de forma que toda este impregnada por éste y dejamos en el frigorífico tapado con film entre 2-4 horas.


Transcurrido este tiempo, sacamos los costillares de la fuente, echamos el adobo en un cuenco, regamos el fondo de la fuente con un hilo fino de aceite y ponemos de nuevo la carne. Lavamos las patatas muy bien y las dejamos con su piel, las cortamos en cuatro trozos a lo largo, en forma de gajos y añadimos a la fuente. Metemos al horno que estará precalentado a 180º y lo tendremos durante unos 50 minutos aproximadamente, dándole vuelta de vez en cuando para que se haga bien por ambos lados y regando con el adobo que reservamos en el cuenco, al final le habremos echado todo el adobo.

El olor que sale del horno es impresionante, no os extrañe que algún vecino venga a pediros sal atraído por el aroma de estas costillas, yo cuando las hice llegaron mis hijas y lo primero que me dijeron fue que estaban deseando que ese rico olor que había en el pasillo de la escalera saliera de casa, por suerte fue así.

Os invito a cocinar con vermut, el toque que aporta es estupendo, yo uso el vino en muchas recetas, si visitáis la web de Valdepablo y su facebook encontraréis grandes caldos.

Buena semana.

26 comentarios:

  1. Mari, qué adobo tan rico, a nosotras también nos gusta adobar estas carnes al horno, el sabor es fantástico.
    La idea de usar el vermut, la anotamos!!

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El vermut tiene un sabor muy especial y le aporta a las costillas un punto delicioso, diferente al vino

      Eliminar
  2. quedo un asado de lujo, y el toque del vemut tiene que ser fantastico! bicos

    ResponderEliminar
  3. Lo probaré fijo porque se que nos va a encantar!

    ResponderEliminar
  4. Qué rico se ve tan tostadito, tengo un sobrino que le chifla, y lo del vermut me ha gustado. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Também gosto de deixar a carne a marinar umas horas ficou mais sabrosa
    Essa ficou uma maravilha
    bjs

    ResponderEliminar
  6. Con semejante adobo la carne debía estar bien sabrosa. me llevo la idea del vermut porque nunca he cocinado con él. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Con ese adobo tiene que saber estupendo el costillar.. en casa consumimos en mismo vermut así que me tiene que quedar igualito... me llevo la receta para que se rechupeteen mis chicos. Besos

    ResponderEliminar
  8. Que costillas más buenas, no se me había ocurrido macerarla en vermuth así que voy a probar, porque además es la misma marca que suelo comprar, tiene que estar tan bueno que no me resisto a intentarlo.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Yo soy mas de añadirles el vino o licor a la hora de cocinarlas. Pero empezaré a probar a dejarlas marinar. Tiene que estar muy buenas.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belen prueba porque te va a sorprender el resultado, de verdad
      Un beso

      Eliminar
  10. No está mal para metérselo entre pecho y espalda. Nuca he guisado con vermut porque como aperitivo me ponía dolor de cabeza. Pero seguro que está de lujo.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguro que estas costillas no te dan dolor de cabeza, te lo puedo asegurar, jjeje

      Eliminar
  11. tiene q estar riquisimo!!! solo hay q ver la pinta q tiene!!!

    ResponderEliminar
  12. que delicia, me encanto como lo preparaste, besos

    ResponderEliminar
  13. Hola Mari, que adobo tan bueno has utilizado para el costillar. Yo la verdad es que muchas veces lo meto al horno solo con hierbas. Me ha encatado lo del vermut, ahora que yo también me pondría una copita porque me gusta que no veas jajajajaja
    Un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa una copita para ti y otra para mi que te parece?
      Besos

      Eliminar
  14. ¡¡Qué rico!!
    Creo que este costillar y su adobo llegan a mi cocina durante esta semana. te cuento, Mari.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  15. Un costillar espectacular preciosa, te ha quedado fantástico!
    El adobo es simplemente genial!
    Un besito enorme

    ResponderEliminar
  16. No he probado nunca a cocinar con vermouth, pero viendo tu resultado creo que lo voy a probar muy pronto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Este costillar así adobado estará de muerte!! Besos

    ResponderEliminar
  18. Mira que las he hecho de varias formas pero con el vermut ..... es que me gusta tanto que me da miedo desperdiciarlo en la carne ¡¡¡¡ jaaaaaa. se ven fenomenales ¡¡¡¡ Parece que este Top Chef no nos ha enganchado tanto como el otro ¡¡¡
    Bsss desde Almeria

    ResponderEliminar
  19. que saborazo!!! tiene que estar espectacular, buenisimo, con vermut nunca he probado... besitos
    Silvia chup-chup-chup

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen que este blog crezca día a día, gracias por leerme y visitar mi cocina, espero que te guste el menú y que vuelvas pronto.