jueves, 20 de marzo de 2014

FOUGASSE DE MORCILLA PATATERA


No se si será muy normal ponerse un miércoles a las diez de la noche a hacer un pan teniendo que levantarse al día siguiente a las seis y media para ir a trabajar, ¿cómo lo veis vosotros?, a mi me vienen los arrebatos de pronto y tengo que irme a la cocina a llevarlos a cabo.

Aunque en este caso, la cosa fue bastante rápida, no todos los panes requieren grandes tiempos de levado y amasado, esta fougassa se hace en bastante poco tiempo, la vi en el programa de Lorraine Pascale que emiten en Canal Cocina y no la hice en ese mismo momento porque no tenia harina, desde entonces tenia la imagen de este pan en mi cabeza y cuando algo se mete en mi cabeza es peligroso, porque hasta que no lo hago no descanso.



Casualmente el otro día fui a Carrefour, -no menciono esta gran superficie por hacerle publicidad, que conste, solo lo comento porque aquí encontré el embutido que he usado para preparar la fougassa-, nada mas entrar me di de bruces con la sección de charcutería y  con unas hermosas ristras de morcilla patatera, obviamente no pude resistirme y la puse en la cesta, iba a ir directamente a la Fougassa de Lorraine. Este embutido es de Extremadura.



INGREDIENTES:

500 g de harina de fuerza
1 sobre de levadura seca de panadería
2 cucharaditas de sal
300 ml de agua
Morcilla patatera o chorizo (unos 100 g picado menudo)
Tomillo, romero o cualquier otra hierba aromática que os guste
Un par de cucharadas soperas de leche

PREPARACIÓN:

Mezclar en un recipiente amplio todos los ingredientes hasta conseguir una masa, ponerlo en un robot amasador y amasar unos cinco minutos. También podéis amasar a mano o en la panificadora.

Sacar la masa, comprobar que está elástica, forma una bola y presiona en el centro de la masa con el dedo, si se hunde y recupera su forma al momento la tenemos perfecta.

Colocar sobre la mesa de trabajo enharinada y aplanar un poco, en el centro colocar tres cuartas partes de la morcilla patatera cortada en trocitos muy pequeños y tomillo/romero, amasar para que se reparta por la masa, después con un rodillo estirar, darle la forma típica de la fougassa y dejarla de un centímetro y medio aproximadamente de grosor, hacerle los cortes decorativos, separar con la mano para que quede mas bonita  y poner sobre la bandeja del horno.
Tapar la masa con film de plástico untado con aceite y dejar reposar en un lugar cálido media hora o hasta que doble su tamaño.



Un truco para que la masa fermente más rápidamente es encender el horno a 50º unos cinco minutos, apagarlo y meter la bandeja dentro.
Antes de meter al horno pintar con leche y ponerle trocitos de morcilla patatera por encima.

Hornear a 200º durante 35 minutos, antes de meter la bandeja echar sobre la parte baja del horno unos cuantos cubitos de hielo para generar vapor.


Dejar enfriar y comer sin piedad.

11 comentarios:

  1. Qué pint amás uena y no conocía esa morcilla pero tiene que ser una auténtica delicia.

    besazos

    ResponderEliminar
  2. Y qué es normal en esta vida? Hay que guiarse un poco por los impulsos, claro que luego tener que madrugar tanto es duro, pero el resultado merece la pena, salta a la vista.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Los panes que no necesitan levado me encantan. ;)

    ResponderEliminar
  4. Menuda idea!!!! Tiene que estar riquísimo!
    Yo soy una amante de la fougasse y también he probado a añadirle cebolla, ajo, tomate...pero lo de la morcilla patatera me ha encantado!
    Lo tengo que probar
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Un arrebato muy bueno, jajajaja. Te quedó estupendo

    ResponderEliminar
  6. no había visto nunca esa morcilla patatera. La verdad es que esa fougasse tiene una pinta exquisita

    ResponderEliminar
  7. Es facilita. Yo tengo amigas extremeñas y me suelen regalar morcilla patatera traídas del pueblo. Me encanta. La receta se ve muy bien por tanto tiene que estar muy rica.
    Bss y buena semana

    ResponderEliminar
  8. Mari te ha quedado muy rico, no lo he comido nunca pero viendo la autora de la receta ya lo dice todo...a mi también me dan arrebatos como los tuyos pero no tan tarde jaja..bsts guapa

    ResponderEliminar
  9. No he probado nunca la morcilla patatera, será cuestión de ir a Carrefour, jeeee. A mi no me preocupa que nombre a Carrefour o el Lidl o el que sea, que puede pasar?? que no tengas glamour?? pues yo no debo de tener ninguno, compro donde me "pilla" mas cerca por donde ando y me acuerdo de algo ….
    Volviendo a tu receta, no he hecho fougasse porque me parecía muy difícil, pero tu la pintas muy fácil.
    Esta tuya tiene muy buena pinta.
    Bsss desde Almeria
    Me pondré manos a la masa porque soy como tu de prontos sea la hora que sea ¡¡¡

    ResponderEliminar
  10. Bienvenida al club, te cuento porque te digo esto: más de una vez, imposible coger el sueño me bajo a la cocina y me hago una infusión, mientras la cabeza no deja de dar vueltas (quizás ese es el motivo de mi insomnio) entonces abro el recetario y leo, a veces me entra sueño y me voy a la cama pero en muchiiiiiiisimas ocasiones me meto a hacer cosas, unas veces incluso dejo hecho para darles una sorpresa en el desayuno y que quieres que te diga, luego duermo a pierna suelta, aunque tenga que madrugar, jejejjee. La morcilla patatera es típica extremeña, se la llama así porque está elaborada con patata cocida, Prueba también la morcilla calabacera, seguro que te gusta. Me ha sorprendido el pimentón agridulce, nunca lo había visto. Muakkkkkkkkkkkkkkkkkkk, ya sabes que aunque no te comente mucho, te sigo visitando.

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen que este blog crezca día a día, gracias por leerme y visitar mi cocina, espero que te guste el menú y que vuelvas pronto.