miércoles, 16 de julio de 2014

PASTEL DE PAN DE MOLDE ESTILO LORRAINE


Me ha costado un poco decidirme por el nombre de la receta que os traigo hoy, al final me quede con Pastel de molde estilo Lorraine porque es un pastel salado hecho con pan de molde y con el relleno de una quiche Lorraine.



Una opción estupenda para salir de más de un apuro. Se puede tomar recién hecha o en frio, si la dejas preparada y en el momento de servir le das un golpecito de calor en el micro, apenas unos segundos, queda deliciosa. También se puede comer un poquito templada, acompañada de una ensalada, así tendrás aparte de un plato rico y rápido, un menú perfecto para una comida o cena de verano.



Tenia medio paquete de pan de molde y un par de calabacines picados y congelados, -cuando tengo ganas y tiempo aprovecho para picar verduras y congelarlas en bolsas, de esta forma tan solo hay que dejarlas descongelar y usarlas-, también tenia un taco de bacón medio olvidado en la nevera, así que saltó la lucecita para preparar este plato que se puede tomar en cualquier momento, un pastel salado tipo sándwich pero horneado y gratinado, y con relleno de quiche. Fue todo un éxito.



INGREDIENTES

Pan de molde, yo 14 rebanadas, dependiendo del tamaño del molde
2 calabacines picados
1 puerro picado o una cebolla
Una cortada gruesa de Bacon de unos 4 cm
250 ml de nata para cocinar
2 huevos grandes batidos
50 g de queso rallado, yo cheddar
Aceite de oliva virgen
Sal
Pimienta
Mayonesa ligera YBARRA
Queso rallado cheddar para decorar


PREPARACIÓN:

Quitamos la corteza a las rebanadas de pan y reservamos.

Picamos el bacon en cuadraditos del tamaño de los dados del parchís, echamos un chorreón de aceite en la sartén y cuando este caliente ponemos el bacon, doramos. Retiramos a un plato y en esa misma sartén freímos el puerro picado y el calabacín, lo cocinamos durante unos 10 minutos escasos, de modo que no quede demasiado  blandas las verduras. Sacamos a una fuente e incorporamos el bacon, la nata, los huevos batidos, los 50 g de cheddar, sal y pimienta. Reservamos.



Cogemos un molde o fuente cuadrado, untamos con mantequilla el fondo y laterales, cubrimos la base con una capa de pan de molde, cortamos rebanadas por la mitad y tapamos los laterales para dejar cubierto el molde, echamos el relleno de calabacín, extendemos bien y cubrimos con otra capa de rebanadas de pan de molde.


Apretamos un poquito para que el pastel quede uniforme y la mezcla repartida por igual, untamos generosamente toda la superficie con mayonesa ligera YBARRA, especialmente por las partes donde se juntan las rebanadas de pan y finalmente esparcimos queso rallado por toda la superficie.

Horneamos a 180-190ª durante unos 20 minutos o hasta que veamos que va cogiendo un bonito color tostado.

Y listo para disfrutar, en la playa, en casa, como cena, comida, merienda, aperitivo….

19 comentarios:

  1. Rico, rico. Este tipo de pasteles me encanta. Y este es una idea genial, se hacen rápido.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Pues me gusta el nombre pero sobretodo me gusta la recetaaa tiene k estar muy rico y esto de tenerlo preparado y luego darle un golpe de calor me encanta,se ve muy rico,besitos

    ResponderEliminar
  3. Me encantan este tipo de pasteles y como llenan lo suyo poco más necesitan, se ve riquísimo este relleno que has hecho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Un pastel de lo mas bueno y sencillo para cenar con la familia.Bssss

    ResponderEliminar
  5. Pues con el nombre has acertado y con el pastel también, que estas recetas vienen genial para ahora que disponemos de menos tiempo para meternos en la cocina. Me ha gustado mucho, tiene que estar delicioso.
    Un besito enorme.

    ResponderEliminar
  6. Qué rico, no conocía ésta receta de Lorraine.

    ResponderEliminar
  7. Ay madre qué rico!!!!.. ya la he guardado para hacerla. No creo que tarde..

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Mari qué rico se ve...me comería un trocito ahora mismo y además sencillo de preparar...bsts guapa

    ResponderEliminar
  9. Pues llámalo como quieras, pero qué cosa tan rica, Mari!!!!! Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Muy rico y original, lo del nombre es lo de menos, a mi me recuerda a una empanada, pero de pan de molde. Tiene que estar muy rico, me llevo la receta.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
  11. ¡Menuda pinta Mari! Yo ya he preparado otros pasteles con pan de molde, pero este, con calabacín, me tiene que encantar.

    Me anoto la receta!

    Besos, Cuca

    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  12. Esta receta es un dos por uno, mezclar dos pasteles salados y que te quede uno así de bien es una loteria, pero está claro que el que no se arriesga no gana. Tu atrevimiento ha tenido una buena recompensa, te ha salido un pastel genial que nos va a venir de maravilla este verano. Solo de verlo me entra hambre.
    Bsts

    ResponderEliminar
  13. Qué delicia!!! Has tenido una muy buena idea para aprovechar los recursos que tenías en ese momento, me ha encantado el resultado. Me quedo por aquí viendo todo lo que hay.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  14. Gracias Clara y bienvenida a mi cocina
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Cenaba de muy buena gana con un trozo de este pastel Mari, si es que te ha quedado super apetecible. Me encantan estas recetas gustan a todo el mundo.

    Besiness

    ResponderEliminar
  16. Me encanta la,idea y el.relleno.muy rico anotada bssss

    ResponderEliminar
  17. Tiene una pinta deliciosa. Me encantan todas tus recetas., tengo que probarlas.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  18. Hola Mari, que bueno todo lo que preparas. Voy a preparar esta receta, ya te dire q tal me salio. Bss desde Chiva.

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen que este blog crezca día a día, gracias por leerme y visitar mi cocina, espero que te guste el menú y que vuelvas pronto.