miércoles, 21 de enero de 2015

ALMENDRAS GARRAPIÑADAS


Cuando pienso en las garrapiñadas me traslado como por arte de magia a una feria de pueblo: algodón de azúcar, manzanas cubiertas de rojo caramelo, bolsitas de garrapiñadas y el ruidoso jaleo  típico de las atracciones de feria.



Me pasa también que durante años no veo una almendra garrapiñada pero como un día las tenga delante de mi no puedo parar de comerlas hasta que se acaban.

Toda la culpa la tiene David, ¡sí, tu David!, fan number one de las garrapiñadas. Me dijeron que te gustaron mucho y no sabes lo que me alegró, más cuando ésta era la primera vez que preparaba la receta. Realmente están buenas, a parte de ti, han sido aprobadas con nota por 3 hogares más, jeje. Y  por supuesto por señora Puchereta, aquí presente. Así no hay forma de ponerse a dieta. 

Y ahora va la receta para que te animes a hacerla, es muy fácil.



INGREDIENTES:

250 g de almendra cruda con piel (pero sin la cascara, of course)
250 g de azúcar
250 ml de agua
Un poquito de paciencia

PREPARACIÓN:

Are you ready?

Poner en una sartén todos los ingredientes a fuego medio y remover hasta que empiece a hervir, en este momento deberá empezar a hacerse una espuma blanca. Bajar un poco el fuego y seguir removiendo, notaremos que el agua va evaporándose y que la mezcla toma consistencia. No paréis, seguid moviendo hasta que el agua se evapore por completo, lo notaréis porque el azúcar se convierte en una especie de arena blanca granulosa. Aquí va a costar un poco más moverlo todo. Ahora tenéis que subir un poquito el fuego, y OJO no dejéis de remover ya que este es el momento más importante, el azúcar empezará a caramelizarse y pegarse a las almendras, lo iréis viendo.
En cuanto las almendras estén cubiertas de azúcar y con ese tono tan bonito que veis en las fotos, retirarlas del fuego para que no se quemen y echarlas sobre un papel de horno sulferizado, cuidado porque el azúcar quema mucho. Extender las almendras con la cuchara de madera y dejar enfriar.

Una vez frías separar las que se hayan pegado, guardar en un frasco o hacer cucuruchos con papel de horno y regalarlas a vuestros amigos, os amaran y querrán hasta el infinito y más allá.

15 comentarios:

  1. Que ricas :) siempre que salia de fiesta en verano había puestos de este tipo en las verbenas de los pueblos... de eso ya hace mucho. Pero la parada en las rosquillas y las garrapiñadas antes de volver a casa eran obligatorias. Un beso!

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
  2. Espectaculaares no lo siguiente a mi suegra le encantaban que pena no este ya con nostros que si no se las hacia , seguro que estan de muerte relentaaaaaa cuando sea mayor quiero ser como tu ,que manos tienes no hay nada que se te resita ,el carrot cake de relujo tambien.
    Bicos mil wapisimaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía, si empiezo no paro de comer, me encantan¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. ohhh como me gustan las almendras garrapiñadas y tambien recuerdo comerlas en todas las fiestas, de esto hace muuuuucho tiempo pero con tu receta creo que voy a darme un buen capricho, se ven impresionantes, bicos

    ResponderEliminar
  5. Gosto tanto quando se começa a comer não apetece parar
    Ficaram uma maravilha
    bj

    ResponderEliminar
  6. Con esta receta ya no hace falta esperar a las ferias para comer garrapiñadas, qué bien te han quedado!
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Ayyy cierra ese tarro...que vicio estas garrapiñadas. Me encanta. Un besooote.

    ResponderEliminar
  8. Que recuerdos me ha traído cuando mi madre las compraba en las fiestas.

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno y se prepara en un momento huuuuu.Bs

    ResponderEliminar
  10. Como vea mi marido que se pueden hacer en casa... le encantan!!

    ResponderEliminar
  11. Qué pasada!! te han quedado perfectas, yo las hice una vez y no me quedaron bien del todo... Voy a probar tu receta, ya te dirá. Bss.

    ResponderEliminar
  12. A mi tambien me recuerdan a la feria, jeje. Qué ganitas de coger un puñadito de las tuyas :)

    ResponderEliminar
  13. Ains que receta mas rica, cada vez que vamos a los mercadillos artesanales o medievales las compramos recien hechicas pues nos encantannnnn a todos, Gracias por compartir la receta aunque reconozco que no sé si me atreveré a hacerla.
    Besos

    http.//lasdeliciasdelourdes.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Jajaja A mí también me recuerdan a las fiestas, pasando el carrito que las vendían junto a otras chucherías jajajaja. No parecen difíciles de hacer, así que te la cojo para hacerlas algún día. Un besote!

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen que este blog crezca día a día, gracias por leerme y visitar mi cocina, espero que te guste el menú y que vuelvas pronto.