miércoles, 14 de enero de 2015

PAN DULCE DE MANTECA


Cuando le das un bocado a este pan te vienen los sabores a horno tradicional, a ensaimada dulce recién hecha, a corteza crujiente y a miga repleta de sabor. Todo gracias a la manteca. Es importante que utilices una manteca de cerdo de buena calidad para conseguir todos estos ricos sabores.

De nuevo utilizo una receta del libro “Hecho a mano” de Dan Lepard, y también vuelvo a utilizar la masa madre que hace que los panes adquieran otro nivel. Es por tanto una receta que requiere paciencia, tiempo y dedicación. Un pan para los que ya tienen algo de experiencia con las masas y disfrutan con el esfuerzo que requiere su elaboración. No os desaniméis los que estáis empezando, el próximo pan que publique será más sencillito.



INGREDIENTES:

500 g de harina de fuerza
1 ½ cucharadita de sal marina fina
200 g de masa madre
250 ml de agua a 20ºC
2 ½ cucharaditas de levadura fresca y desmenuzada
150 g de manteca blanca de cerdo ibérico Vázquez
150 g de azúcar glas
Nuez moscada rallada
2 cucharadas de azúcar glas para decorar



PREPARACIÓN:

Mezcla la harina y la sal en un bol. En una jarra mezcla la masa madre, el agua y la levadura. Incorpora los líquidos a los ingredientes secos y mezcla todo con las manos hasta obtener una masa blanda y pegajosa. Tapa la masa y déjala reposar 10 minutos.

Unta con un poco de aceite el banco y amasa 10 segundos, forma una bola con la masa, ponla en el bol, tápala y déjala reposar 10 minutos. Amasa de nuevo, forma una bola y vuelve a meterla en el bol tapada durante una hora en un sitio templado (21-25ºC)



Espolvorea un poco de harina sobre la mesa y estira la masa con el rodillo hasta formar un rectángulo de 1 cm de grosor. Corta la manteca en láminas y disponlas sobre dos tercios de la superficie de la masa. Espolvorea el azúcar sobre la manteca.
Pliega el tercio de masa sin manteca sobre la mitad de la masa que tiene manteca y finalmente dobla la masa de forma que cubra el trozo sin tapar de masa con manteca. Asegúrate de cerrar bien todos los lados para que la manteca y el azúcar queden en el interior de la masa. Enharina ligeramente la masa por ambos lados para que no se pegue y estírala de nuevo con el rodillo hasta que tenga otra vez 1 cm de grosor. Pliega esta vez la masa en tercios y déjala tapada en un sitio fresco durante 30 minutos.

Transcurridos los 30 minutos estírala con el rodillo de  nuevo hasta obtener otra vez un rectángulo de 1 cm de grosor.  Enrolla la masa hasta formar un cilindro bien prieto y déjalo sobre la mesa tapado 10 minutos.



Forra un molde redondo de base desmontable con papel de hornear. Con un cuchillo bien afilado, haz un corte longitudinal al cilindro de masa. Después, con el corte hacia arriba enrolla la masa en espiral. Levanta con cuidado la masa y colócala rápido en el molde con el corte hacia arriba. Tápalo y deja que fermente en un sitio templado (25 º C) hasta que casi haya doblado su volumen.
Precalienta el horno a 200ºC. Espolvorea primero la nuez moscada y después las 2 cucharadas de azúcar glas. Hornea en el centro del horno durante 20 minutos, después baja la temperatura a 180º C y continúa otros 40 minutos o hasta que la superficie esté muy dorada, casi quemada. Déjalo enfriar en el molde durante 15 minutos antes de pasarlo con cuidado a una rejilla. Una vez frío, envuélvelo en papel parafinado para conservarlo.

12 comentarios:

  1. Holaaaa, ummmm me estoy imaginando el increíble olor que debe de desprender recién sacado del horno. Que color más dorado, me encanta esta receta, la guardo ahora mismo.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  2. Que buenoooo, me encantan los panes y cada vez que veo babeo de una manera, menuda pintazaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  3. Este pan es impresionante, sobre todo la costra que tiene arriba, debe ser muy crujiente

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Sí que dan ganas de comerse un trozo con una taza de chocolate, hummm
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Adoro fazer pão e achei este uma maravilha, adorei o interior
    bjs

    ResponderEliminar
  6. Si sabe a ensaimada tiene que ser un peligro, seguro que empiezas por un poquito y acabas comiendo un buen trozo. Un pan que se ve muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Que pinta buena tiene :) seguro que da un sabor cito espléndido. yo enterito me lo como tal cual.. un beso!!

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
  8. Solo con ver el corte, se parece tanto a nuestro bollo de pascua asturiano!!!!!!!!!!!! y es que sabe a gloria.
    Bss

    ResponderEliminar
  9. Menuda delicia de pan, espectacular y lo bien que lo has explicado, es un placer visitarte y ver una receta tan sabrosa como esta, me encanta y me lo llevo para probar.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
  10. pedazo de pan y pedazo de corte mas rico q le has hecho. me encanta la verdad xq ademas de sencilla tiene q estar de lo mas rico. delicioso

    ResponderEliminar
  11. ay Mari pero qué pannnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn más bueno, yo tengo ganas de tener algo de este hombre panadero,el dan. tiene una corteza mmm, muy bueno. Pero como yo tengo el libro de Lorraine que también lleva panes..ahh..no me das envidia jajajaja. Ayer hice las barritas energeticas :) un besetttttttttttttttt

    ResponderEliminar
  12. TEngo un paquete de manteca en la nevera que no usé para hacer mantecados, esta receta la hago si o si, ya verás. Un besote!

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen que este blog crezca día a día, gracias por leerme y visitar mi cocina, espero que te guste el menú y que vuelvas pronto.