domingo, 22 de noviembre de 2015

BUNDT CAKE MAMOLADO

Empezar el día con un bizcocho casero, un café con leche y un zumo de naranja recién exprimido, no tiene precio. Al menos para mí, pocas cosas encuentro tan reconfortantes.

La receta que he utilizado para hacer el bizcocho pertenece al libro Boutique de Pastelería de Peggy Porchen. En esta ocasión, he seguido casi al 100% la receta tal y como aparece en el libro, (solo he omitido el paso de teñir de rosa una parte de la masa y bañar el bizcocho con almíbar) y el resultado final me ha gustado. El bizcocho está rico y no queda demasiado dulce. Si os gusta más dulce tenéis la opción de bañarlo con un almíbar, como indica el libro.



Vamos con la receta:

INGREDIENTES:

250 g de mantequilla pomada
250 g de azúcar
250 de harina con levadura, tamizada
Una pizca de sal
Las semillas de 1 vaina de vainilla o una cucharadita de extracto de vainilla
5 huevos camperos de tamaño mediano a temperatura ambiente
25 g de cacao en polvo desgrasado
25 ml de leche

* Si queréis hacerle un almíbar para bañar el bizcocho:

150 ml de agua
150 g de azúcar



PREPARACIÓN:

Precalienta el horno a 175º. Engrasa el molde, si utilizas un molde con mucho grabado, como el mío, te aconsejo que uses un spray antiadherente, sino unta bien con mantequilla y después espolvorea de harina, sacudiendo el exceso. Reserva el molde y vamos a preparar la masa.

Pon la mantequilla pomada, el azúcar, la sal y las semillas de vainilla en el cuenco mezclador y bate hasta que la preparación blanquee y esté esponjosa.

En un bol bate ligeramente los huevo y añádelos poco a poco a la mezcla de mantequilla batiendo con rapidez. Si la preparación empieza a separarse, deja de añadir el huevo e incorpora batiendo 2 o 3 cucharadas de harina. Así la masa ligará.

Una vez hayas incorporado todo el huevo y esté mezclado con la preparación de mantequilla, tamiza la harina e incorpórala poco a poco.

Divide la masa en dos partes iguales. A una de las mitades añade el cacao y la leche y mezcla hasta conseguir una masa bien chocolateada.

Vierte en el fondo del molde masa de color natural y por encima de color chocolate, alternando las dos. No te preocupes demasiado, lo que queremos es conseguir un efecto marmolado, es más, remueve un poco la masa para que se mezclen ambos colores.

Sacude el molde para que la masa se reparta bien y llegue a todos los rincones del molde. Ayúdate de una espátula para alisar la superficie de la masa, para que cuando se hornee quede igual de alto por todos los lados.

Mete al horno, pon en el centro sobre la rejilla y hornea durante unos 45 minutos aproximadamente. Pincha con un palillo y si sale limpio, el bizcocho está cocido.

Una vez fuera del horno, deja enfriar en el molde durante 10-15 minutos antes de sacarlo.



Si decides hacer el almíbar:

Unos 15 minutos antes de que se termine de hacer el bizcocho, puedes ir haciendo el almíbar.

Vierte el agua y el azúcar en un cazo y lleva a ebullición. Cuece a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto. Deja enfriar ligeramente.

Cuando saques el bizcocho del horno, aprovecha los 10 minutos que lo dejamos dentro del molde para pintar la superficie del bizcocho con el almíbar. Con cuidado y un pincel le damos unas pasadas en caliente para que se impregne bien.

Después desmolda con cuidado. Puedes decorar con azúcar glas.

BUEN DOMINGO.

10 comentarios:

  1. Qué buena pinta, la verdad. Algún día me atreveré con un Bundt Cake, pero como siempre se me pega absolutamente todo, por mucho que use moldes de silicona o prepare el molde con aceite o mantequilla y harina, me echa para atrás. Un abrazo :).

    ResponderEliminar
  2. fantástico este bundtcake marmolado,me gusta mucho el corte y realmente el chocolate y la naranja és una combinación deliciosa y ya para mí que soy muy golosa me lo bañas en ese almíbar pues doy palmas la tarde entera jaja, el molde me ha fascinado ,besos

    ResponderEliminar
  3. Que delicioso te quedó el bizcocho marmolado, da gusto de verlo huuuu.Bsss

    ResponderEliminar
  4. Madre del amor hermoso por que no puedo que sino me lo comia todo y todo te ha quedado de relujo.
    El molde es una cucada y la receta tambien con tu permiso me la llevo seguro que me va encantar.
    Bicos mil y feliz domingo wapa.

    ResponderEliminar
  5. Pero qué bizcocho más bueno y bonito te ha quedado!! Para mi tambien es uno de los grandes placeres de la vida, levantarse un sabado o un domingo sin prisas, y tomarse un buen cafe con leche calentito y un trozo de un bizcocho asi, que casero y hecho por ti nos sabe cien veces mas a gloria. Que lo disfrutes wapa!! 1 besote!!

    ResponderEliminar
  6. Pero que buena pinta !!!!
    Entran ganas de comer un trocito.
    Te invito a que visites mi nuevo blog http://vegetarianamicambio.blogspot.com.es/muchas gracias .
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa, te diré que pienso igual que tú, desayunar algo así casero con su zumo recién exprimido etc etc, es reconfortante y te hace sentir muy bien. Lástima que mucha gente no haga nada casero, pero bueno allá ellos, no saben lo que se pierden :)
    lo de Peggy..me gusta más tu opción sin almíbar. Sabes que estuve en su tienda-taller en Londres? probé dos cupcakes eran hiperdulces, así que todo lo que sea quitar azúcar a sus cosas me parece genial jajajaa. Un beso enorme
    (me gustan tus cucharitas ya me puedes decir dónde las has cmprado jj)

    ResponderEliminar
  8. Qué delicia de bizcocho, así se empieza el lunes divinamente ajajaj...feliz semana guapa :-)

    ResponderEliminar
  9. Me gustan los marmolados porque se ven muy vistosos. Este te ha quedado espectacular. Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Que vistosos quedan los bizcochos marmolados, siempre hay alguien que se sorprende cuando se cortan. Ha quedado fabuloso, irresistible para mi gusto que soy muy bizcochera :)

    Besiness

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen que este blog crezca día a día, gracias por leerme y visitar mi cocina, espero que te guste el menú y que vuelvas pronto.