martes, 24 de mayo de 2016

PASTELITOS DE HOJALDRE, RELLENOS DE ESPINACAS, QUESO Y NUECES

Estos pasteles salados son muy socorridos, además de fáciles de preparar. Nos pueden sacar de mas de un apuro y son perfectos para cualquier ocasión.

El relleno es muy rico, por una parte tenemos espinacas frescas, acompañadas de abundante queso (el que más os guste) y de nueces, un aporte extra de sabor y energía.

Los pasteles rellenos de verduras me encantan, es una forma divertida de acercar los vegetales a los niños o a los que no son muy fans de lo que sale de la huerta.


Os explico como hacerlos.

INGREDIENTES para unos 12 pastelitos:

Una placa rectangular de un buen hojaldre
300 gr de espinacas frescas troceadas
Media cebolleta tierna
1 ajo
200 gr de queso (yo cheddar y curado pero podéis usar el que mas os guste, incluso queso crema)
1 buen puñado de nueces peladas
1 yema de huevo campero
Aceite
Sal
Pimienta



PREPARACIÓN:

Pica la cebolla muy bien. Añade un chorrito de aceite en una sartén y cuando esté caliente incorpora la cebolla y el ajo picado.

Sofríe unos minutos hasta que empiece a pocharse y en ese momento añade las espinacas troceadas.
Cocina lo justo, hasta que las espinacas pierdan todo su volumen.
Coloca en un plato para que se enfría y mientras ralla los quesos.
A continuación corta cuadrados de hojaldre del tamaño que prefieras y dóblalos por la mitad. Ese será el tamaño de los pastelitos. Ahora para hacerlos mas bonitos, desdoblaremos la masa y bien con un rodillo cortador o con un cuchillo haremos unos cortes sobre la mitad de la masa, esa será la parte de arriba del pastelito. De este modo nos quedaran enrejados y monos.

Mientras hacemos todo esto,  las espinacas se habrán enfriado, ahora añadimos el queso rallado y las nueces, un poquito de sal y pimienta. Cuidado con la sal si utilizas quesos curados,  ya que de por si son un poco salados.

Ahora vamos rellenando nuestras porciones de hojaldre, la mitad, no llenes por completo la masa, deja medio centímetro por todo el alrededor de la masa y pincela con la yema de huevo batida con un chorrito de agua. Esto nos hará de pegamento para que no se abran nuestros pasteles.

Píntalos con huevo y mete al horno que tendremos precalentado a 200º durante 15-20 minutos o hasta que veamos que empiezan a dorarse.

Deja enfriar sobre una rejilla, aunque seguro que no puedes resistirte y te comes alguno caliente, jeje. Disfruta

Feliz semana

8 comentarios:

  1. Que pastelito más deliciosos, y como bien dices son socorridos y nos saca de algún apurillo, yo con el relleno de espinacas y nueces no lo he probado nunca y me gusta muchísimo, así que con una lámina de hojaldre que tengo en la nevera mañana mismo lo hago.
    Un besito enorme guapísima y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Que bueno y para un fin de semana con unas patatitas genial.Bsssss

    ResponderEliminar
  3. ¡Que buena pinta tienen y que ricos deben estar!. La combinación de las espinacas con queso es estupenda y más con ese toque de las nueces. Tengo que probarlos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Me encantan este tipo de pastelitos de hojaldre, te han quedado chulísimos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me encanta el relleno.Te quedaron perfectas¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Me encantan este tipo de preparaciones con hojaldre, Se ven muy ricas bastante sanas. UN besazo.

    ResponderEliminar
  7. que pastelillos más divinos guapa! me chiflan y con el queso cheddar mmmmm aunque es verdad que admite el que sea, me encanta como te quedaron. Un besuco y beset :))))

    ResponderEliminar
  8. me encanta cocinar con el hojaldre! esto tiene que estar para chupetearse los deditos!

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen que este blog crezca día a día, gracias por leerme y visitar mi cocina, espero que te guste el menú y que vuelvas pronto.