domingo, 6 de noviembre de 2016

BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y MENTA

 Si os gusta la combinación chocolate & menta, este es vuestro bizcocho.

Muy esponjoso porque batimos las claras a punto fuerte hasta conseguir un merengue, lo que le proporciona mucho aire a la masa y con ello conseguimos un bizcocho muy delicado.

Si no os gusta la menta pero si el chocolate podéis omitir el extracto de menta en el glaseado, también estará muy rico, en este caso tendremos un bizcocho de chocolate marmolado en verde.



Vamos con la receta:

INGREDIENTES:

4 huevos camperos
250 gr de azúcar
250 gr de harina panadera ecológica (podéis utilizar harina blanca )
125 ml de aceite de oliva suave
125 de leche de almendras sin azúcar (se puede sustituir por leche normal)
16 gr de levadura de repostería
1 tableta de chocolate negro de repostería
Colorante alimentario de color verde

Glaseado:
Esencia de menta
Azúcar glasé
Agua


PREPARACIÓN:

Lo primero que hago siempre es encender el horno y después engrasar el molde. Utilizo un spray antiadherente.

Después, partir el chocolate y derretirlo en el microonda, en intervalos de 10 en 10 segundos para que no se queme. Reservar.

Separar las claras de las yemas. Batir las claras a velocidad alta,  hasta que formen picos y en este punto ir echando el azúcar hasta conseguir un merengue firme.

Incorporar en este momento el aceite poco a poco y a continuación la leche de almendras.

Batir con un tenedor las yemas y verter en la mezcla anterior.. Tamizar la harina junto a la levadura y añadir a la mezcla anterior. Yo NO utilizo la batidora para mezclar la harina, lo hago con  una espátula y la integro con movimientos envolventes y lentos, de abajo hacia arriba.



Ahora separamos un tercio de la masa y le añadimos colorante verde hasta conseguir el tono que nos guste. Al resto de la masa le incorporaremos el chocolate derretido al baño maría, que estará ya a temperatura ambiente, hacerlo despacio y de abajo hacia arriba, como cuando pusimos la harina.

Vertemos la mitad de la masa de chocolate en el molde y después vamos echando pegotes de forma desordenada de masa verde. Cubrimos con el resto de masa de chocolate y con un palillo pinchamos la masa y la removemos a nuestro antojo.

Finalmente damos unos golpes con el molde sobre la bancada, -poner un paño debajo-, para eliminar las posibles burbujas de aire y metemos al horno, a 170 º durante 35 minutos.

IMPORTANTE: Si usáis un molde nordic ware poner el molde en el centro del horno, sobre la rejilla, NO la bandeja, para que el calor se reparta por igual por todo el.

Una vez transcurrido el tiempo de horneado, pinchar con una brocheta y si sale limpia tendréis el bizcocho perfecto.

Dejarlo al menos 10 minutos sobre una rejilla para que enfría y para que desmolde sin problemas.

Para el glaseado:

Necesitamos 2 cucharadas de agua, 1 o 2 cucharaditas de esencia de menta, dependiendo si os gusta que el sabor sea mas o menos intenso, y azúcar glas suficiente para conseguir un glaseado de textura mas bien densa.

Una vez frio verter el glaseado por encima y ya lo tendréis listo.

Espero que os gusta.

FELIZ SEMANA

4 comentarios:

  1. Wowww que bueno, te quedó fabuloso, una mezcla de sabores excelente y con ese veteado verde tan intenso sorprende, me encanta,besos

    ResponderEliminar
  2. Que bueno se ve y que original combinación de sabores y entre los colores como destaca el verde menta. Me gusta mucho.
    Un beso desde http://paprikaenlacocina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. que bueno el chocolate con menta, en bizcocho no lo he probado pero tiene que ser una delicia.
    besos

    ResponderEliminar
  4. Holaaa, te ha quedado un bizcocho extraordinario y precioso, con un contraste maravilloso de color. Tiene que estar buenísimo, es original y diferente, me ha encantado.
    Un besoooo

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen que este blog crezca día a día, gracias por leerme y visitar mi cocina, espero que te guste el menú y que vuelvas pronto.