miércoles, 4 de mayo de 2011

PENCAS DE ACELGA CON AROMA DE ROMERO Y BECHAMEL DE QUESO AZUL



“Erase una vez unas acelgas … : 2ª parte

¿Alguien quiere un manojito de acelgas?  ¡Será por acelgas!

Y cada día más grandes, con unas pencas espectaculares, tiernas, grandes y blancas.

Hoy una receta solo con las pencas.


NECESITAMOS para 2 personas:

½ k de pencas de acelgas limpias y sin hojas verdes

½ l Salsa Bechamel

50-75  g de queso azul, cabrales, roquefort o similar, con sabor pronunciado

2 dientes de ajo

Aceite de oliva virgen

Sal

Romero fresco

ELABORACIÓN:

Retiramos la parte verde de las acelgas, quitamos los hilillos a las acelgas y lavamos bien.

Cocemos en agua con sal durante unos 10-15 minutos, si son tiernas en 10 las tendremos, no hay que pasarse con la cocción.

Escurrimos bien y reservamos.

Fileteamos finamente los dos dientes de ajo y los freímos en un poco de aceite de oliva virgen que no lleguen a dorar,  añadimos una ramita de romero fresco y la dejamos unos segundos, retiramos e incorporamos las pencas de acelgas, las haremos unos cinco minutos para que tomen el sabor de ese rico aceite.


Vayamos con la bechamel:

Podemos utilizar un envase de salsa bechamel ya preparada, en este caso sugiero la de la marca Knorr, personalmente es la que más me gusta, o prepararla nosotros.

Si optamos por hacerla casera, yo la preparo de la siguiente forma:

Me gusta hacerla con un poco de cebolla rallada, le da un sabor especial.

Rayamos media cebolla pequeña, mejor una cebolleta tierna y la pochamos en una sartén con un buen chorrillo de aceite de oliva virgen, por supuesto.

Una vez pochada añadimos la harina, 2 cucharadas soperas serán suficiente y removemos bien, tostamos un poquito para quitar el sabor a harina cruda, añadimos la mitad de la leche y removemos constantemente y a fuego bajo, evitaremos los grumos, pero en el caso de que se nos hicieran, no os preocupéis le dais un golpe de batidora, vamos añadiendo la leche restante, hasta conseguir la consistencia deseada, más bien espesita pero no demasiado porque en cuanto enfría un poquito espesa, aromatizamos con un poco de nuez moscada, por descontado que la rayéis en el momento de echarla, la que está ya molida no me gusta nada, podéis ponerle un poquito de pimienta recién molida y salar.

En este caso la dejaremos un poco más ligera y no le pondremos sal hasta el final porque le añadiremos el queso a trozos pequeños, la cantidad en función de lo fuerte que os guste el sabor de la salsa, ya que estos quesos no agradan a  todo el mundo, a mí me encantan.

Podéis cambiar el tipo de queso, una torta de casar le ira estupendamente o un Boffard Reserva también.

Ahora solo queda montar el plato:

Pondremos un aro de emplatar y rellenaremos con las pencas de acelga, dejando un dedo por debajo del aro para añadir la salsa bechamel.

Introducimos al horno y ponemos el grill hasta que coja un bonito color dorado, a mi casi se me doro quizás demasiado pero como decía mi abuela “no se puede estar en misa y en la procesión”, ya me entendéis.

Podemos decorar con un poquito de romero fresco.


La acelga es una verdura muy suave, lo cual permite acompañarla de elementos que le den vidilla, el romero en el aceite de sofreírlas ya le aporta un sabor y aroma excepcional, y es algo sencillo, la bechamel con el queso por otra parte la da cuerpo y presencia al plato además de convertirlo en un primero muy completo y saludable.

Espero que os guste y os sirva como idea para tomar las acelgas de otra forma.



24 comentarios:

  1. mmmm que pinta por dios!!!!
    me encanta tu blog, y te sigo!!
    espero que tambien te guste el mio
    besos, la cocinera novata :)
    http://enlacocinaconmama.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que les estás sacando provecho a las acelgas sí, jejej. Las pencas de hoy tienen una pinta deliciosa.

    Un besín guapa.

    ResponderEliminar
  3. Que ricas te han quedado. Yo siempre las hago rellenas. Me llevo tu receta y ya te contaree.

    Besitossssssssss

    ResponderEliminar
  4. Este plato, rico, rico. Llevando roquefort, de vicio.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Esta combinación no la conocía pero seguro que me encanta.
    Besitos,
    Esther
    http://comosiempremadreando.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. TE han quedado estupendas, me apuntó.
    :)

    ResponderEliminar
  7. Tienen que estar deliciosas con esa salsa! nunca las he probado así y me tienen que encantar!

    ResponderEliminar
  8. Pues yo tampoco las he probado así y tienen que estar buenísimas! La anoto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Ciao cara!! Una ricetta favolosa!! Complimenti sei bravissima! Un bacione.

    ResponderEliminar
  10. Hola mari, la acelga es unas de las mis verduras faforitas. Muy buena presentación morena y todo. Solo le veo una pega las dichosas calorías:( Pero de vez en cuando no hace daño.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Las pencas siempre las preparo tipo milanesas, muy rica receta la tuya y como siempre tu presentación impecable.

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. De todas la verduras, las acelgas son las que menos me gustan.. pero de todas formas me las como, eso si, si me las preparas de esta forma no me puedo negar. Que ricas esas penquitas!!!

    Un beso
    Afri

    ResponderEliminar
  13. Qué pocas recetas de acelgas circulan por los blogs y claro acaban siendo las más aburridas.
    Pero se acabó con una receta como la tuya que les da sabor y alegría, entre el aceite y el queso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. UNA RECETA CON ACELGAS, DELICIOSA.
    bESOS

    ResponderEliminar
  15. Que ricooo! me encanta la acelga, y combinado con lo demás que lleva me parece delicioso..
    besitos

    ResponderEliminar
  16. Me encanta la penca de acelga!!.....que delicia....con bechamel y romero!!......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  17. que rico ,a mi es que de la acelga me gusta todo osoea que disfrutaria mucho un beso

    ResponderEliminar
  18. Yo siempre las hago rebozadas, pero así tienen una pinta deliciosa, me apunto la receta. Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Bueno, que cosa tan rica, yo también tengo acelgas en mi receta de esta semana, me gustan mucho. De esta forma no las he probado, así que apunto la receta, me ha gustado muccho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Con ese "disfraz" seguro que me gustaban! Gracias por tu comentario y un besito, Mari!!!

    ResponderEliminar
  21. Me encantan este tipo de dulces tan tradicionales, creo que son deliciosos, estos huesos de San Expedito no los conocia y como te digo tengo varios libros de recetas de reposteria de conventos, me parecen muy interesante y no dudes que la receta la voy a hacer pronto.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Queridisimnas amigas, os envio un abrazo y un beso enorme a todas, ahora voy a pasarme por vuestras cocinas a ver que ricas recetas habeis preparado, serán las mejores porque se han hecho con mucho amor.
    Besos, y mas besos guapetonas

    ResponderEliminar
  23. Mari me encantan las acelgas y esa bechamel tiene que estar deliciosa. La dejo en pendientes.
    Feliz finde.

    ResponderEliminar
  24. Que rico cocinas,me encantan las pencas...las tengo hechas con una vinagreta,si no las vistes y te gustan como a mi no te las pierdas.
    Ya ves que ricas que son y no se les da el valor que realmente tienen,pero a veces es que la gente no sabe como hacerlas.
    Has logrado un gran plato.

    Buen finde
    un beso

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen que este blog crezca día a día, gracias por leerme y visitar mi cocina, espero que te guste el menú y que vuelvas pronto.