domingo, 8 de marzo de 2015

PAN DE HAMBURGUESAS


Hoy os traigo unos panes de hamburguesa. De paso aprovecho para hablaros de una de las últimas incorporaciones a mi biblioteca de libros sobre pan, se trata de “PAN en casa, del horno al corazón” de Anna Bellsolà, Ed. Océano. El libro es sencillamente estupendo, muy bien redactado, muy ameno y sobre todo explicado de forma clara y sencilla. Desde luego si os gusta hacer pan no debe faltar en vuestra biblioteca.

Yo hice una cantidad grande, la que indicaba el libro, porque realmente merece la pena las dos hornadas que os van a salir. La receta tal y como viene en el libro, en los ingredientes indica, 1 kilo de harina pero a mi me quedo una masa demasiado blanda y añadí 50 g más de harina de espelta. Por esta razón mi consejo es que reservéis un poco de agua y entonces comencéis a amasar. Los tipos de harina e incluso las diferentes marcas influyen en la cantidad de agua necesaria para el amasado.



Resultan unos panes tiernos, con una miga estupenda, y un delicioso sabor. Desde luego cuando comes uno de estos panecillos te das cuenta de la gran diferencia que hay con los panes industriales que venden en los supermercados.

Si además también haces la hamburguesa casera, el resultado se convierte en un bocata exquisito que nada tiene que ver con los que sirven en las cadenas de comida rápida, es como viajar a mundos distintos, os pareceré exagerada pero es cierto.

Hoy os dejo la receta de los panes y en próximos días os pondré las hamburguesas caseras que preparo en casa, de esta forma entenderéis lo que os cuento, y no quiero parecer engreída por decir esto, pero nada que ver lo casero con lo industrial.

INGREDIENTES:

1 kg de harina de fuerza
50 g de harina de espelta
650 ml de agua
160 g de mantequilla temperatura ambiente
70 g de azúcar
50 g de leche en polvo
20 g de levadura fresca
20 g de sal
Semillas de sésamo o amapola para espolvorear por encima (optativo)



PREPARACIÓN:

Amasa todos los ingredientes, excepto las semillas de sésamo/amapola, a la vez en un cuenco hasta conseguir una masa consistente. Continúa con el amasado encima de la mesa de trabajo hasta obtener una masa homogénea, uniforme y lo más fina y elástica posible.  Recuerda echar un poco de harina en la superficie de trabajo para que no se pegue la masa.

Notaremos que la masa está en su punto cuando al coger un trozo y estirarlo, tenga cierta transparencia, como una sábana.

Ahora deja reposar la masa dentro del cuenco durante 30 minutos tapada con paño para que no se seque.

Al cabo de ese tiempo, saca la masa del cuenco y con un cortador de pasta haz piezas de 150 gramos.  Dales forma de bola. Prepara un par de bandejas y pon papel de cocción encima. Coloca las piezas en la bandeja, dejando separación entre ellas porque doblaran su tamaño. Aplasta ligeramente las bolas hasta que queden a una altura de 1,5 cm aproximadamente.

Ahora dejamos fermentar la masa a temperatura ambiente hasta que doble su tamaño.

Con un pincel pintas con agua cada pan por encima y esparces semillas de sésamo y amapola sobre la masa si así quieres. 

Enciende el horno y lo calientas a 180ºC. Coloca una de las bandejas dentro del horno y hornea durante 20-25 minutos sin vapor. Repite la operación con la otra bandeja.

Saca los panes y déjalos sobre una bandeja de rejilla. Deja que se enfríen antes de abrirlos y consumirlos.

Una vez fríos puedes congelarlos.

Buena semana.

10 comentarios:

  1. menuda pinta más rica que tienen, te han quedado redonditos y perfectos.

    besos

    ResponderEliminar
  2. Seguro que le sacas mucho provecho al libro.
    Qué cantidad de panecillos tan buenos te han salido!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Que hermoso pan y que tierno te quedó. Bsss y buenas noches.

    ResponderEliminar
  4. Holaaa, este libro no lo conozco, desde luego te han salido un montón de panecillos y buenísimos. Espero que le saques mucho jugo a tu nuevo libro. Esta es una receta extraordinaria.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  5. Mariiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii ay que pinta hija por diossssssss y si no tengo harina de espelta? me encanta te quedaron genial están perfectos. Quiero ese libro haz un sorteo jajajajajajajajajjaajajajaja :)))) un beset

    ResponderEliminar
  6. Qué fácil parece! probaré a hacerlo!

    ResponderEliminar
  7. Me parece un lujo que personalmente no me puedo permitir. Después de hacer 40 hamburguesas este finde solo me faltaba hacer también el pan:-) Así que enhorabuena para ti para las que tienen tiempo para hacerlos. Buena semana

    ResponderEliminar
  8. Hola Mari y estoy totalmente de acuerdo contigo, no hay nada mejor que una hamburguesa con el panecillo hecho en casa y si no que se lo pregunten a mi hijo que desde que las hago yo no quiere ninguna otra, los panecillos me han encantado al igual que el libro que tengo que pedir que me lo regalen ,ja,ja, ja, ja.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
  9. Te creo cuando dices que no hay nada mejor que un buen pan casero. En casa todos opinan lo mismo y por eso intentó siempre que tengo tiempo hacer pan. Estos panecillos tienen que estar de escándalo para unas hamburguesas. Esperamos la receta. Un besote y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  10. Te ha faltado la foto de la mordida para ver la miga.

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen que este blog crezca día a día, gracias por leerme y visitar mi cocina, espero que te guste el menú y que vuelvas pronto.